El arzobispo participó en la 7ª Jornada de Estudio de la Fundación Casa de la Misericordia Cardenal Omella: «Solo trabajando como hermanos y remando juntos podremos salir adelante»

El impacto de la covid en la infancia y la juventud.
El impacto de la covid en la infancia y la juventud.

Patrocinada por la Federación Internacional de Médicos Católicos en el Mundo (FIAMC), la sesión de este año se centró en el Impacto de la Covid en los niños y jóvenes y perspectivas de futuro

El arzobispo de Barcelona animó a que la jornada sirviera para descubrir los valores y carencias en los jóvenes en este tiempo de coronavirus

"Los nativos digitales son personas muy exigentes con la Iglesia y quieren que esta sea interactiva, dialogante, que no tenga una autoridad dictatorial”, destacó Míriam Díez Bosch

“En este contexto de miedo e incertidumbre, todos navegamos en la misma barca y solo podremos salir de esta situación trabajando como hermanos, remando juntos y protegiendo a los más desfavorecidos y vulnerables”. Así se expresó el arzobispo de Barcelona, Card. Joan Josep Omella el pasado 14 de abril durante la 7ª edición de la Jornada de Estudio anual de la Fundación Privada Casa de la Misericordia.

Patrocinada por la Federación Internacional de Médicos Católicos en el Mundo (FIAMC), la sesión de este año se centró en el “Impacto de la Covid en los niños y jóvenes. Perspectivas de futuro” y fue celebrada en la sala de actos de Foment del Treball de Barcelona.

Cardenal Omella durante su intervención.
Cardenal Omella durante su intervención.

El arzobispo de Barcelona animó a que la jornada sirviera para descubrir los valores y carencias en los jóvenes en este tiempo de coronavirus. “Sin confrontarnos —aseguró el prelado— uniendo esfuerzos para construir un mundo más fraterno. Pensando, cómo dice el papa, que los jóvenes son el presente”.

La jornada contó con la intervención de varios expertos repartidos en dos grandes bloques para entrar de lleno en materia: Repercusiones en la Educación y Consecuencias de la pandemia en la Salud mental y física.

Josep Maria Simon, el president de (FIAMC), y Omella.
Josep Maria Simon, el president de (FIAMC), y Omella.

Entidad privada de inspiración cristiana que realiza una obra beneficio asistencial a través de diferentes servicios, la tarea principal de la Casa de la Misericordia se centra en acoger niñas en situación de pobreza, procedentes de familias desestructuradas, con carencias económicas graves. La entidad les proporciona acogida social en régimen de pensión completa y formación docente.

Durante el acto, el presidente de la Fundación Casa de la Misericordia, Josep Maria Genescà, destacó que el objetivo de la temática elegida venía de la necesidad de profundizar en aspectos de singular interés que en relación con la forma en que la pandemia ha repercutido en los niños y jóvenes, cuya educación, salud mental y física e incidencias y comunicación social y digital ha sufrido importantes cambios.

"Los nativos digitales muy exigentes con la Iglesia"

Otra de las ponentes del acto fue la periodista de Aleteia y directora del Observatorio Blanquerna de Comunicación, Religión y Cultura, Míriam Díez Bosch, quien habló sobre la comunicación digital y los retos que afronta la Iglesia a la hora de adaptarse a la nueva realidad informativa. Una realidad telemática que, como es sabido, se ha acelerado con la llegada de la pandemia.

La profesora experta en periodismo religioso considera que "los nativos digitales son personas muy exigentes con la Iglesia y quieren que esta sea interactiva, dialogante, que no tenga una autoridad dictatorial”. La institución, según Díez Bosch, cuenta con herramientas para llegar a ellos. “La presencia de la iglesia en el mundo digital no es opcional, no es algo que se tenga que discutir si es necesario o no, porque la Iglesia no es una entidad que está jugando en otra liga, está jugando en este mundo”, aseguró.

Por una Iglesia mejor informada

Volver arriba