Podemos, FACUA, Arcópoli y el Observatorio Madrileño contra la Homofobia también denuncian La Comunidad de Madrid abre una investigación al Obispado de Alcalá por sus terapias homófobas

Fachada del Obispado de Alcalá
Fachada del Obispado de Alcalá

"Si se ha vulnerado la ley, habrá sanciones", augura el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán

FACUA "lamenta las repugnantes y peligrosas conductas homófobas del Obispado, que pueden derivar en gravísimos problemas psicológicos para las personas que caigan en la trampa de acudir a este tipo de pseudoterapias"

La Comunidad de Madrid ha abierto una investigación al Obispado de Alcalá de Henares por unos cursos de homosexualidad denunciados por eldiario.es, con información sobre un caso de una persona (un periodista de este medio) que habría asistido a "terapias curativas de la homosexualidad" con "recursos y personal" del Obispado.

El presidente regional en funciones, Pedro Rollán, ha anunciado esta investigación en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de este martes. Ha indicado que la Comunidad de Madrid ha recibido dos denuncias sobre este caso y ha detallado que si se aprecia que se ha vulnerado la ley, "habrá sanciones".

"Infracción muy grave"

Una de las denuncias es la del Grupo Parlamentario de Podemos, que ha presentado en el registro de la Comunidad de Madrid una denuncia contra el Obispado de Alcalá al entender que pueden ser objeto de "infracción muy grave" con sanciones de hasta 45.000 euros, según recoge la Ley regional de Protección integral contra la LGTBIfobia.

El diputado Eduardo Rubiño ha explicado que han presentado la denuncia ante la Consejería de Políticas Sociales contra el Obispado. Una vez que llega la denuncia al registro de la Comunidad de Madrid, la Consejería en cuestión recaba información y si considera que se incumple la normativa de la materia -en este caso la Ley LGTBI-, se abre un expediente sancionador.

Para Rubiño, "es un absoluto escándalo". "Las terapias de aversión y conversión de la sexualidad son totalmente ilegales en la Comunidad de Madrid gracias a la ley LGTBI que aprobamos al comienzo de la Legislatura", ha señalado al tiempo que ha añadido que con la denuncia exigen al Gobierno regional que "haga cumplir esta ley inmediatamente".

Junto con la denuncia, va la información del medio y otros testimonios de personas que han pasado por estas terapias. "Ni nuestro amor ni nuestra identidad necesitan cura", ha reivindicado el parlamentario de Podemos, que ha narrado en Twitter que hace unas tres semanas una persona víctima de este mismo caso se puso en contacto con él para contarle los hechos, "aunque no se sentía preparado para sacarlo a la luz por diversos motivos".

La asociación Arcópoli y el Observatorio Madrileño contra la Homofobia denunciarán también al Obispado de Alcalá ante la Comunidad de Madrid para exigir una sanción para la entidad eclesiástica por incumplimiento de la Ley regional contra la LGTBfobia. Así lo ha indicado en redes sociales. También se han dirigido a través de sus perfiles en Twitter a los ministros de Ciencia y Sanidad, Pedro Duque y María Luisa Carcedo, respectivamente, para solicitar una reunión con el objetivo de tratar la existencia de "terapias aversivas de homosexualidad".

A su vez, el Observatorio Madrileño contra la Homofobia ha señalado que llevará inmediatamente el caso del Obispado de Alcalá ante el Ejecutivo regional para que aplique la ley LGTB de la Comunidad de Madrid y se aplique una sanción. "Las terapias que intentan corregir la homosexualidad son ilegales en nuestra región", ha apostillado.

Por su parte, Facua también ha denunciado al Obispado de Alcalá ante la consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid por presunta vulneración de la ley contra la LGTBifobia. En la denuncia, Facua pide a la consejería que abra expediente sancionador por infracción muy grave de la ley, además de lamentar "las repugnantes y peligrosas conductas homófobas del Obispado, que pueden derivar en gravísimos problemas psicológicos para las personas que caigan en la trampa de acudir a este tipo de pseudoterapias".

Volver arriba