Aumenta el clamor y la indignación de clero y fieles con el prelado gaditano Agustín Rosety, Delegado episcopal del obispo Zornoza para las Fundaciones, número 1 de VOX por Cádiz

Agustín Rosety, a la derecha de monseñor Zornoza
Agustín Rosety, a la derecha de monseñor Zornoza

"Zornoza se ha retratado y ha roto la equidistancia política, ha dejado de ser obispo de todos los gaditanos y se ha aliado abiertamente y por persona interpuesta con la derecha más radical”

El nombre del flamante fichaje del partido de Abascal ha desaparecido ya del organigrama diocesano

Con el fichaje de Agustín Rosety Fernández de Castro, Vox ha matado dos pájaros de un tiro en Cádiz: Se acerca al Ejército y se alía abiertamente con la Iglesia católica. Rosety, ex general de brigada de Infantería de Marina, es el Delegado episcopal de Fundaciones de la diócesis gaditana, que regenta el obispo Rafael Zornoza, un prelado de la vieja guardia, enemistado con su clero y matrimoniado con los sectores más ultras de la sociedad civil y religiosa gaditana.

El Delegado episcopal de Fundaciones tiene 72 años, está jubilado y, a partir de ahora emprende una nueva carrera política de la mano del partido de Abascal y, como es de suponer, dejará sus responsabilidades en la Curia diocesana, pero nadie duda de que seguirá siendo una fiel correa de transmisión del prelado de la diócesis.

La noticia ha sentado como un jarro de agua fría en el PP, porque el partido de Abascal se anota el tanto de la alianza con la Iglesia en Cádiz, donde, hasta ahora, el partido de Casado, gozaba de su favor. Vox adelanta al PP en la lucha por el 'voto católico', al menos por el voto católico de derechas.

La noticia ha removido todavía más las aguas del clero diocesano, que, desde hace mucho tiempo, bajan turbias por la división que entre los curas ha creado monseñor Zornoza. Hasta ahora, el prelado se había rodeado de políticos de derechas, como la ex concejal del PP en San Fernando, Carmen Lobato, o del propio Rosety, que fue uno de los firmantes del manifiesto de exaltación de Franco, suscrito el pasado verano por centenares de mandos militares, la mayoría jubilados.

Ahora, con la bajada del Delegado de Fundaciones a la arena política, y de la mano de Vox, monseñor Zornoza “queda claramente retratado”, como dicen los curas, que desde hace tiempo mantienen un pulso con el obispo por prosu forma autoritaria y arrogante de relacionarse con el clero, especialmente con el autóctono.

Zornoza y su delegado de Fundaciones, con uniforme
Zornoza y su delegado de Fundaciones, con uniforme

El clero gaditano confirma, una vez más y por la vía de los hechos, que su obispo “se ha retratado y ha roto la equidistancia política, ha dejado de ser obispos de todos los gaditanos y se ha aliado abiertamente y por persona interpuesta con la derecha más radical”.

De hecho, es tal el revuelo que se ha armado en la diócesis que, a escasas horas de conocerse la noticia del fichaje del curial gaditano por parte de Vox, el nombre de Agustín Rosety ha desaparecido del organigrama de la diócesis y su ya no figura como delegado de Fundaciones, como puede verse aquí.

Zornoza, en una comida con Rosety y demás invitados
Zornoza, en una comida con Rosety y demás invitados

Volver arriba