El Gobierno prosigue con sus encuentros con las confesiones de notorio arraigo Mormones, budistas y testigos de Jehová piden a Calvo acuerdos de cooperación que les permitan acceso a la enseñanza o asistencia sanitaria

Carmen Calvo, con Enrique Caputo (budistas)
Carmen Calvo, con Enrique Caputo (budistas)

Las confesiones minoritarias plantean al Gobierno "la necesidad de trabajar para alcanzar mayores cotas de igualdad en el régimen jurídico de las entidades religiosas", que sí tienen judíos, musulmanes y evangélicos, además de la Iglesia católica

Después de encontrarse ayer con los representantes de las confesiones minoritarias con acuerdos firmados con el Estado español (judíos, evangélicos y musulmanes), la vicepresidente primera del Gobierno, Carmen Calvo, prosiguió con la ronda de conversaciones con las identidades religiosas consideradas 'de notorio arraigo' en nuestro país, pero que no tienen convenio regulatorio suscrito con España.

Así, a lo largo de la mañana, Calvo se encontró con los líderes de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días (Mormones), representantes del Budismo y de los Testigos de Jehová. En septiembre concluirá la ronda con los líderes de la Iglesia Ortodoxa.

El primer encuentro de la mañana fue con Cristina Villar y José Ferrer, representantes en España de los mormones. Durante la reunión, plantearon la situación de las confesiones con notorio arraigo que carecen de Acuerdo de Cooperación (la Iglesia católica cuenta con los Acuerdos Iglesia-Estado, suscritos en 1979, mientras que judíos, evangélicos y musulmanes lo hicieron en 1992), "y la necesidad de trabajar para alcanzar mayores cotas de igualdad en el régimen jurídico de las entidades religiosas", según recoge la nota de Vicepresidencia, que repite esta tesis en el resto de comunicados.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tiene reconocido notorio arraigo desde 2003. Está inscrita desde el año 1968 y tiene anotados 121 lugares de culto distribuidos por toda España. Según los últimos datos aportados por la propia confesión, el número de fieles asciende a 56.725.

En segundo lugar, Calvo se encontró con Pedro Gil y Mariano Macías en representación de los Testigos Cristianos de Jehová, especialmente preocupados por los protocolos para hacer posible la atención sanitaria de sus fieles, y que ésta sea compatible con sus creencias religiosas, que no permiten, por ejemplo, las transfusiones de sangre.

Asimismo "han manifestado a la vicepresidenta la preocupante situación de los miembros de su confesión, perseguidos en algunos países", a lo que Calvo ha contestado reafirmando el compromiso de España "con la defensa de los derechos humanos en todos los foros de los que España forma parte y en sus relaciones bilaterales con terceros países".

Los Testigos Cristianos de Jehová tienen reconocido notorio arraigo desde 2003 y están inscritos en el registro de entidades religiosas desde 1970. Tienen anotados 775 lugares de culto por toda España y según los datos que aportan, alcanzan los cien mil miembros.

Finalmente, la vicepresidenta se reunió con Enrique Caputo, en representación de la Unión Budista de España. La UBE-FEBE goza de la declaración de notorio arraigo desde 2007. Están inscritas en el Registro 85 entidades budistas y 178 centros de práctica budista en España. El número de fieles estimado por la propia UBE-FEBE es de 85.000 practicantes.

Etiquetas

Volver arriba