"En Madrid están jugando con fuego", afirma el obispo de Canarias Mazuelos: "En tiempos de pandemia, es fácil que alguien convierta a los migrantes en blanco de sus iras"

Crisis migratoria en Canarias
Crisis migratoria en Canarias

Insta a España y a la UE a "salvar vidas y, al mismo tiempo, no escapar de la responsabilidad hacia los países de origen"

"La injusticia del comercio internacional, el hambre, las guerras inducidas en países ricos en minerales, los regímenes políticos dictatoriales que saquean y reprimen a su pueblo, las persecuciones políticas y religiosas, las mafias internacionales, el uso de los flujos migratorios como forma de presión política Estas son las razones y nuestros países no son extraños"

"En Madrid están jugando con fuego, porque en tiempos de pandemia, con una crisis que ha sumido a tantas familias en la pobreza, es fácil que alguien alimente la ira y la use como arma política. Y los migrantes se convierten en blanco de estos sentimientos". El obispo de Canarias, José Mazuelos, ha cargado contra la política del odio al inmigrante, instando a España y a la UE a "salvar vidas y, al mismo tiempo, no escapar de la responsabilidad hacia los países de origen".

En entrevista con Avvenire, Mazuelos reclama "tener el coraje de decir la verdad. La injusticia del comercio internacional, el hambre, las guerras inducidas en países ricos en minerales, los regímenes políticos dictatoriales que saquean y reprimen a su pueblo, las persecuciones políticas y religiosas, las mafias internacionales, el uso de los flujos migratorios como forma de presión política Estas son las razones y nuestros países no son extraños".

No se pueden crear guetos insulares

El obispo de Canarias lamenta que "optamos por luchar contra estas personas, y no contra los conductores", por lo que pide a España y a la UE "salvar vidas y al mismo tiempo no escapar de la responsabilidad hacia los países de origen". "La Unión Europea y el Estado español deben entender que no se pueden crear guetos insulares. Como dice el Papa Francisco, en los países de destino hay que buscar el justo equilibrio entre la protección de los derechos de los ciudadanos y la garantía de acogida y asistencia a los migrantes".

El Papa saluda a José Mazuelos
El Papa saluda a José Mazuelos

"Para un cristiano, el migrante es ante todo un hijo de Dios, un hermano con una vida marcada por el dolor y el sufrimiento, que busca la esperanza de una vida mejor", sostiene Mazuelos, quien añade que "no podemos permanecer ajenos a su dolor o indiferentes cuando se trata de apreciar la extraordinaria contribución de quienes llegan a nuestras sociedades envejecidas. Tampoco podemos ignorar la complejidad de este drama".

Las iglesias, lugares de acogida

Respecto al papel de las comunidades, el prelado apunta que "nuestras parroquias se han convertido en lugares de acogida, la gente aún conserva el espíritu de solidaridad". Sin embargo, advierte que "en Madrid están jugando con fuego, porque en tiempos de pandemia, con una crisis que ha sumido a tantas familias en la pobreza, es fácil que alguien alimente la ira y la use como arma política. Y los migrantes se convierten en blanco de estos sentimientos".

Por eso, finaliza, "los gobiernos de Europa y de Madrid deben actuar con rapidez para aliviar la presión sobre nuestras islas, nosotros solos no podemos hacerlo y las consecuencias pueden ser muy graves".

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba