Obispo auxiliar de Canarias y titular de la extinta diócesis de Algeciras Monseñor Déniz: "No creo que tenga competencia alguna, ni suficientes conocimientos de la situación, para aconsejar a los ciudadanos de Algeciras"

Cristóbal Déniz
Cristóbal Déniz

"La parte más feliz y satisfactoria es el cariño de muchos laicos y laicas y de muchos compañeros sacerdotes. Es para mí un gran motivo de ilusión y de responsabilidad"

"Es cierto que los jóvenes y las personas de edad adulta suponen un gran desafío pastoral"

"Tengo un gran desconocimiento sobre el movimiento de recuperación que menciona (Algeciras), por lo que no puedo manifestar ninguna opinión"

"Considero que cada diócesis tiene sus particularidades e idiosincrasia y que se deben respetar. Inmiscuirme en los procesos y consideraciones históricas de cada una de ellas no es mi estilo"

Cristóbal Déniz Hernández (Valsequillo de Gran Canaria, 1969) acaba de ser nombrado obispo auxiliar de Canarias. Quizás, porque, como dicen sus compañeros es "de lo mejor de la diócesis" y lo definen como "cercano, abierto y poco guerrero". Esa timidez o excesiva prudencia del principiante que se le nota al abordar los temas más espinosos, como la eventual provincia eclesiástica canaria o la recuperación de la histórica diócesis de Algeciras. Porque, el nuevo obispo canario lleva como título (honorífico) el de la extinta diócesis algecireña y, desde allí, le piden que les visite y que les ayude a reactivar la antigua diócesis. "Tengo un gran desconocimiento sobre el movimiento de recuperación que menciona (Algeciras), por lo que no puedo manifestar ninguna opinión", asegura. Quizás no pueda decir otra cosa y los algecireños tendrán que llamar a otras puertas para tener de nuevo obispo en su ciudad.

Hace poco que ha sido consagrado. ¿Se aprende a ser obispo?

Desde el principio siento este nombramiento y consagración como una llamada de Dios a empezar de nuevo. Y aunque hace 25 años que soy sacerdote y tengo una experiencia pastoral, sin embargo, es una misión más amplia la que ahora se me pide. Por ello, sí, estoy tratando de estar muy atento y disponible a la realidad de la Iglesia diocesana. 

Consagración de monseñor Déniz
Consagración de monseñor Déniz

¿Es fácil auxiliar a monseñor Mazuelos? 

Ciertamente, me encuentro muy satisfecho y agradecido por su confianza y por su estilo de trabajo, muy en sintonía con el momento sinodal que vive la Iglesia en este momento. 

¿Qué es lo que más le está costando en este aprendizaje episcopal?

Más que una dificultad, yo hablaría de  la realidad de reorganizar el trabajo pastoral desde esta nueva condición de  obispo auxiliar y con el deseo de satisfacer las muchas peticiones que recibo para que visite los espacios y parroquias que existen en la Diócesis. 

Mi tarea lleva consigo una amplia labor pastoral que es necesario coordinar y animar.

¿Y la parte más feliz y satisfactoria de su misión?

La parte más feliz y satisfactoria es el cariño de muchos laicos y laicas y de muchos compañeros sacerdotes. Es para mí un gran motivo de ilusión y de responsabilidad. 

¿La Iglesia de Canarias goza de buena salud o está en declive, como en otras muchas partes?

Desconozco si la realidad de otras Iglesia es tan negativa como usted señala. Aunque en Canarias se aprecian muchos signos de una sociedad secularizada, hay también una apertura importante a la dimensión religiosa como se percibe en la devoción a las distintas advocaciones de la Virgen, en el aumento de fieles asistentes a las celebraciones litúrgicas y populares, como las procesiones, en esta última Semana Santa. 

Consagración episcopal de Cristóbal Déniz
Consagración episcopal de Cristóbal Déniz

Por otra parte valoro, de forma positiva, las experiencias pastorales de personas alejadas de la Iglesia que han vuelto a recobrar su fe y piden el Bautismo, la Eucaristía y la Confirmación en edad adulta. 

Sin embargo, es cierto que los jóvenes y las personas de edad adulta suponen un gran desafío pastoral.

La experiencia sinodal  ha implicado, de manera satisfactoria, a más de 3000 personas en la Diócesis y se ha contado con la participación de, al menos, un grupo en cada una de  las parroquias, y en otras muchas asociaciones y movimientos. Nos anima el deseo de que esta experiencia continúe y que dinamice a todas las comunidades cristianas de nuestra Iglesia local y, asimismo, podamos realizar un plan diocesano de pastoral que responda a los desafíos pastorales que se nos presentan. 

¿Es partidario de una provincia eclesiástica canaria?

En este tema no tengo una opinión totalmente definida. Se ha de partir de la idea de que cada Diócesis tiene su propio obispo u obispos con un marco amplio de autonomía, incluso de tipo jurisdiccional, dentro de la propia Diócesis en la lógica comunión con toda la Iglesia. 

Por otra parte, es cierto que la realidad de Canarias, en muchos aspectos, es distinta a la de otras diócesis de la provincia eclesiástica de Sevilla, sin embargo, en lo que se refiere a la dimensión pastoral los retos que se presentan en cada una de ellas  son semejantes. 

Por último, son dos las diócesis del archipiélago canario y opino que la posibilidad de un trabajo y reflexión conjunta en el marco de una provincia eclesiástica puede ser enriquecedor. 

Obispos de Canarias, en Roma

Dicho esto, quiero puntualizar que existe muy  buena acogida, respeto mutuo y  colaboración entre las dos diócesis del archipiélago canario  y la sede metropolitana de Sevilla. He agradecido mucho el afecto y la cercanía de Don José Ángel Saiz Meneses, arzobispo de Sevilla, cuando asistió a la ordenación episcopal. 

Lleva usted el título de la extinta diócesis de Algeciras. ¿Qué opina del movimiento de recuperación de esa histórica diócesis? 

En efecto, con la publicación del nombramiento de Obispo auxiliar de Canarias, como se hace en casos semejantes, se da el título de carácter simbólico de una Diócesis extinta, y en este caso fue de Algeciras. Sucede lo mismo, con algunos hermanos obispos que se les ha nombrado arzobispo titular de Telde u obispo de Fuerteventura, diócesis extintas en el territorio de esta Diócesis de Canarias. 

Estoy centrado, tras el nombramiento de obispo auxiliar, en el amplio trabajo pastoral de mi Diócesis y tengo un gran desconocimiento sobre el movimiento de recuperación que menciona, por lo que no puedo manifestar ninguna opinión. Por otro lado, considero que cada diócesis tiene sus particularidades e idiosincrasia y que se deben respetar. Inmiscuirme en los procesos y consideraciones históricas de cada una de ellas no es mi estilo.

Diócesis para Algeciras

¿Estaría dispuesto a visitar Algeciras y apoyar esa reclamación?

Como ya he comentado, estoy centrado en la misión que se me ha encomendado,  que es ser Obispo auxiliar de la Diócesis de Canarias

¿Sería posible que, eventualmente, el Vaticano reactivase la diócesis de Algeciras? 

Es algo que desconozco totalmente. 

¿Qué les puede decir a los que promueven esta iniciativa?

No creo que tenga competencia alguna, ni suficientes conocimientos de la situación, para aconsejar a los ciudadanos de Algeciras, y menos en un tema tan concreto como este.

Déniz
Déniz

Te regalamos la Praedicate Evangelium + análisis

Etiquetas

Volver arriba