"La reivindicación de derechos de las víctimas de abusos en el ámbito religioso ha venido para quedarse" Infancia Robada: "Los ataques de la COPE a 'El País' revictimizan a víctimas y supervivientes de delitos de pederastia en la iglesia"

Víctimas del clero español durante una manifestación.
Víctimas del clero español durante una manifestación. EFE

"Es lamentable y roza el delito, que aún a día de hoy, se siga vulnerando algo tan básico como es el respeto a niños y niñas, algunos ya adultos y adultas, que en el pasado sufrieron en sus carnes estos terribles delitos"

"Resulta inaguantable que un portavoz de la CEE y un presunto periodista de la COPE lancen su metralla contra un medio como El País, cuyo único delito ha sido por dar visibilidad a un grave asunto que afecta a miles de seres humanos"

La paciencia tiene un límite. San Juan De la Cruz dejó para la posteridad una reflexión propia del ámbito religioso donde se desenvolvió el alma que está enamorada de Dios es un alma gentil, humilde y paciente. El religioso carmelita y poeta del renacimiento español, avulense de Fontiveros, allá por su siglo XVI, es más que probable que ante los ataques lacerantes que las víctimas y supervivientes de pederastiaen el ámbito eclesiastico estamos sufriendo estos días por parte de gran parte de la Conferencia Episcopal de España y la muy reciente, llegada desde la antena radiofónica de la emisora COPE, tendría pesadillas y ganas de convulsionar.

Es lamentable y roza el delito, que aún a día de hoy, se siga vulnerando algo tan básico como es el respeto a niños y niñas, algunos ya adultos y adultas, que en el pasado sufrieron en sus carnes estos terribles delitos, que más allá de pecados resultan auténticas bombas de relojería de explosión indeterminada en el tiempo.

El abuso sexual es un delito contra la dignidad.
El abuso sexual es un delito contra la dignidad.

Resulta del todo inaguantable que un portavoz de la CEE y un presunto periodista de la COPE lancen su metralla contra un medio como El País, cuyo único delito ha sido trabajar sin desmayo por dar visibilidad a un grave asunto que afecta a miles de seres humanos, lastrados en su integridad física y emocional por la indecente actitud delictiva de depredadores sexuales ocultos tras un alzacuellos y una sotana. Porque esa metralla no alcanza solo a un medio de comunicación, sino que atenta y revictimiza a víctimas y supervivientes de delitos de pederastia en la Iglesia católica española, víctimas de un pasado cuya memoria no debiera ser esquiva, sino puesta en valor, respetada y acompañada de un modo certero y eficiente.

Alma gentil como sinónimo de empatía, humilde con modestia opuesta a la soberbia y la prepotencia, paciente como la paciencia que están teniendo las víctimas y supervivientes de delitos sexuales contra la infancia y la adolescencia en la iglesia de Pedro, en España. Pero desconfíen quienes pretenden seguir no siendo pro activos en la investigación de estos delitos, quienes dan la espalda al Papa y a otras conferencias episcopales internacionales, quienes buscan negar la mayor con excusas inocuas, quienes se alinean en las filas del terror.

Más pronto que tarde su propia infamia les explotará en el rostro, porque la reivindicación de los derechos de las y los menores, víctimas y supervivientes de violencia sexual en el ámbito religioso ha venido para quedarse y permanecer pese a los abucheos, faltas de educación, ataques personales, negacionismo y verborrea barata e insustancial que algunos encubridores de la pederastia en la iglesia demuestran a diario,

No vamos a cejar en nuestro empeño, no somos anticlericales, pero luchamos por la verdad, la justicia y la reparación. Y así seguiremos, con el apoyo de la mayoría y enfrentando sin rubor a quienes se empeñan en despreciar a las víctimas. No nos callarán, rectifiquen. Háganlo de una vez.

Primero, Religión Digital

Volver arriba