Claves de la existencia

La Editorial Anthropos de Barcelona y Siglo XXI de México publican el libro colectivo “Claves de la existencia. El sentido plural de la vida humana”, coordinado por los profesores Andrés Ortiz-Osés (Universidad de Deusto-Bilbao), Blanca Solares (Universidad Nacional Autónoma de México) y Luis Garagalza (Universidad del País Vasco).

Planteamos al prof. A. Ortiz-Osés un breve formulario con el fin de que ubique esta obra escrita desde el contexto de la filosofía y de las ciencias humanas por destacados especialistas nacionales e internacionales.

1-La primera cuestión es qué ofrece esta nueva obra sobre el tema del hombre hoy y bajo qué aspecto.

-El libro colectivo “Claves de la existencia” propone los temas fundamentales que conciernen a la experiencia del hombre en el mundo: la vida y la muerte, el sentido y el sinsentido, el amor y el desamor, la persona y la salud, el trabajo y el ocio, la religión y la cultura, el bien y el mal, la felicidad y la infelicidad… Se trata de una revisión interdisciplinar o interrelacional de estos temas claves bajo la batuta de Hermes, dios de la comunicación de las diferencias, de los diferentes y aún de los contrarios.

2-¿Cuál sería la perspectiva que unifica los diferentes aspectos de esta obra sobre el hombre y sus
vicisitudes fundamentales?

-Los temas concitados se exponen bajo una perspectiva hermenéutica o interlingüística, en la que prima la cuestión del “sentido existencial”. El sentido existencial no está dado objetivamente en la realidad, pero tampoco es un invento meramente subjetivo del sujeto, sino que está implicado en la realidad humana o humanada. El sentido existencial es la interpretación humana del mundo.

3-¿Cuáles son los aspectos más relevantes de la obra, así como los autores más significativos?

-Los aspectos más relevantes analizados en el libro son los aspectos más importantes en una filosofía del hombre contemporáneo, desde la ciencia al arte, desde lo psicológico a lo social, desde lo literario a lo político, desde el trabajo al ocio. Para ello contamos con colaboradores internacionales de la talla de G. Durand, J. Grondin, R. Panikkar, M. Beuchot, L. Duch, Cela Conde, C. Menke, J. Thomas, E. Becker, junto a jóvenes autores emergentes.

4-La pluralidad de aspectos antropológicos, humanos y humanísticos requieren una articulación de un tal discurso abierto.

-Hoy hay una gran dispersión de saberes sobre el hombre, así que se trata de recomponer una imagen rota del hombre. Por otra parte, hoy hay una crisis global que obliga a buscar una cierta síntesis (pos)moderna, un sentido de coimplicación o relación de los diferentes aspectos en su complicidad simbólica, prosiguiendo las huellas del Círculo Eranos, fundado por el gran psicólogo suizo C.G. Jung.

5-El hilo conductor del libro es la cuestión del sentido existencial, ¿podría definirlo de alguna manera para vislumbrar un poco esta temática esencial?

-En realidad el sentido nos define o configura como humanos, y el hombre trata de interpretarlo, apalabrarlo y proyectarlo como un horizonte abierto. El sentido significa la significación abierta o positiva de lo real, pero paradójicamente el auténtico sentido existencial es el que asume el sinsentido o la negatividad, abriendo su cerrazón u obturación. El sentido es así la sutura humana de la fisura inhumana, el medio o remedio cultural o simbólico de la escisión natural.

De este modo el sentido comparece como la dación del hombre a lo meramente dado, su donación existencial a lo real: un modo de acción que debe hacerse de modo humanizador y no devastador, asuntiva y no consuntivamente, implicativa y no desimplicativamente.
Volver arriba