Presentación de la octava parte de la Opera Omnia de Ratzinger "Iglesia signo entre los pueblos" Lombardi: "Ratzinger es un pensador de referencia para la Iglesia de nuestro tiempo"

Opera Omnia Joseph Ratzinger
Opera Omnia Joseph Ratzinger

Entrevista de la redacción italiana de Radio Vaticana–Vatican News al jesuita Federico Lombardi, con motivo de la presentación de la octava parte de la Opera Omnia de Joseph Ratzinger titulada “Iglesia signo entre los pueblos”, publicada por la Librería Editora Vaticana

Lombardi explicó que la Opera Omnia es una cuestión característica que solo se hace para los grandes autores, los grandes teólogos y los grandes filósofos y que –se piensa- sea consultada por muchos estudiosos por decenas y decenas de años, quizá también por siglos

"Joseph Ratzinger es un gran teólogo de nuestro tiempo y, por tanto, ameritaba ciertamente la Opera Omnia", expresó el sacerdote jesuita

(Vatican News).- En la tarde del 1º de marzo, en el Pontificio Colegio Teutónico de Santa María en Campo Santo, se presentó el primero de dos tomos que recoge, sobre el tema de la Iglesia en los últimos cincuenta años, los escritos del Papa emérito en calidad de teólogo. El título es “Iglesia signo entre los pueblos” y representa la octava “entrega” de la Opera Omnia de Joseph Ratzinger, una serie de 16 libros en total.

Intervino el padre Federico Lombardi, presidente de la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger–Benedicto XVI. Junto a él también estaban el Cardenal Paul Josef Cordes, presidente emérito del Pontificio Consejo “Cor Unum”, y el profesor Giulio Tremonti, presidente del Aspen Institute Italia.

El valor de la iniciativa editorial es ofrecer al lector un “recorrido unitario” en el pensamiento de Ratzinger, organizado en acuerdo con el mismo Papa emérito, según Lombardi en entrevista con la redacción italiana de Radio Vaticana – Vatican News. “Es el primero de dos volúmenes sobre la escatología, es decir, sobre lo que él escribió respecto al gran tema de la Iglesia en los últimos cincuenta años tocando diversos aspectos: la constitución de la Iglesia, el primado del Papa, la comunidad, la sinodalidad”.

¿Cuál es el valor de esta obra?

Lombardi explicó que la Opera Omnia es una cuestión característica que solo se hace para los grandes autores, los grandes teólogos y los grandes filósofos, los que dejaron una obra que permanece en el tiempo y que –se piensa- sea consultada por muchos estudiosos por decenas y decenas de años, quizá también por siglos.

“Joseph Ratzinger es un gran teólogo de nuestro tiempo y, por tanto, ameritaba ciertamente la Opera Omnia”, expresó el sacerdote jesuita, quien fue director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede de 2006 a 2016. A su vez, puntualizó que este trabajo tiene una primera edición en alemán, pero luego, siguiendo la estela de la edición alemana, también se traduce a otros idiomas.

“Y naturalmente el italiano es uno de los idiomas importantes en los que aparece la Opera Omnia, que está hecha según un gran plan sistemático de acuerdo con el propio Ratzinger. Son, en total, 16 los volúmenes que deben publicarse en el tiempo, los alemanes están cercanos a la conclusión; los italianos, en cambio, podemos decir que están a mitad del camino”, declaró Lombardi. Agregó que, en el ámbito de este plano sistemático, recogieron todos los grandes temas del trabajo de Benedicto XVI: desde las obras fundamentales de su Doctorado en Teología, hasta los temas que trató respecto a Jesucristo, la Iglesia y la escatología, esto es, la vida eterna.

¿Por qué hay que leer este texto?

Lombardi insistió que el de Ratzinger es uno de los pensamientos teológicos fundamentales de nuestra época. “Es un pensador de referencia para la Iglesia de nuestro tiempo. Y, si estamos interesados en este asunto, en los volúmenes de la Opera Omnia, encontramos juntos, e incluso diría que, coordinados temáticamente, muchos escritos que antes estaban dispersos: uno era un artículo publicado en un volumen colectivo; otro era una homilía pronunciada en un día determinado; otro era un artículo de una entrada publicada en el diccionario teológico”, manifestó.

En este trabajo, en cambio, todos los textos están extraídos del contexto en el que fueron publicados para ser reorganizados sistemáticamente, explicó Lombardi. “Digamos que ahora podemos leer de recorrido y en forma organizada todo lo que Ratzinger escribió sobre la Iglesia, aunque en diferentes formas”, afirmó. “A veces, de hecho, son formas de tipo teológico-científico; otras veces son homilías, pero siempre sobre puntos fundamentales, como, por ejemplo, el primado de Pedro en la Iglesia, entre otros. Entonces, en estos volúmenes podemos encontrar diferentes registros en el marco de un camino extremadamente orgánico y rico que sigue el pensamiento de Ratzinger”, consideró.

Primero, Religión Digital
Volver arriba