Prólogo de 'Siete cartas y un epílogo para preparar la Navidad' José Alegre: "En este adviento, Dios quiere poner Su sonrisa en tu corazón"

Padre José Alegre, abad emérito de Poblet
Padre José Alegre, abad emérito de Poblet

Compra aquí 'Siete cartas y un epílogo para preparar la Navidad'

En esta línea, he pedido a varias personas lo que yo he querido llamar una “CARTA A LA VIRGEN” en relación con cada una de las Antífonas

En algunos momentos me han conmovido estas cartas. Mi deseo es que vosotros, lectores, os sintáis también conmovidos, con su lectura

Dios quiere poner Su sonrisa en tu corazón; es posible si alteramos un poco, solo un poco, el ritmo de nuestra vida…

para pensar, para contemplar, el anciano, el niño, el abandonado…para decir una palabra, una buena palabra… ¡o acogerla de otro!

“Quitando un poco de tiempo al sueño trataré de abordar un tema que con frecuencia ha llamado a las puertas de mi espíritu: redactar algo en alabanza de la Virgen Madre…

Debo reconocer que no me apremia necesidad alguna, sino satisfacer mi devoción personal a santa María…1

Y san Bernardo, siguiendo esta devoción personal, escribe con el título de EN ALABANZA DE LA VIRGEN MADRE, 4 preciosas homilías.

Algo así vendría también yo a decir: por devoción personal, y para despertar el interés por estas Antífonas que nos ayudan a preparar para vivir mejor la Navidad, llevo unos años escribiendo estos comentarios sobre las ANTÍFONAS MARIANAS de la OH, que introducen como Antífona el canto del Magníficat en la plegaria de vísperas del tiempo de Adviento, a partir del día 17 de Diciembre.

Poblet

Años, de una devoción alimentada en mi asistencia a la oración de Laudes y Vísperas con las MM Dominicas en Alcañiz que, en su también profundo amor a María, me pidieron hacer estos breves escritos, como sencillas homilías de ADVIENTO.

Una devoción alimentada también, y vivida durante 25 años, en las concentraciones marianas de las parroquias, de la cuales hay que decir que, prácticamente todas, tienen su santuario o ermita que agrupan, sobre todo en el tiempo pascual a todo el pueblo en un día de alegría y fiesta popular.

Una devoción que ha continuado enriqueciéndose en el Monasterio Cisterciense de santa María de Poblet, que tiene como patrona a Nª Sª de la Asunción, además de celebrarla, a lo largo del año litúrgico en numerosas solemnidades, fiestas y memorias, como suele hacerse en todo el Orden Cisterciense.

Esto me ha llevado a pensar que, en esas multitudes que se congregan en torno a los santuarios en las fiestas, o que acuden durante el año a visitarlos, hay muchas personas cuyo corazón también vibra ante la imagen de santa María. Que en nuestros monasterios de monjes y de monjas… hay personas con una profunda devoción a la Virgen María, y que uno no tiene una exclusiva del amor y la devoción a santa María.

Santa María de Poblet

Entonces, he querido recoger este año algo de esa vibración, como un valioso servicio a la vida espiritual, a la vida del Espíritu, que movió y dirigió toda la vida terrena de santa María. Son aportaciones hermosas que nos enriquecen, y que pueden despertar también matices nuevos de amor a nuestra Madre.

En esta línea, he pedido a varias personas lo que yo he querido llamar una “CARTA A LA VIRGEN” en relación con cada una de las Antífonas. “Una carta”, un escrito que siempre tiene mucho de vibración del corazón.

Yo, a partir de estas cartas, hago un comentario con el que intento penetrar en el espíritu de quien la escribe; y puedo deciros que siento renovado mi espíritu, mi devoción a María; en algunos momentos me han conmovido estas cartas.

Mi deseo es que vosotros, lectores, os sintáis también conmovidos, con su lectura, por un lado; y por otro lado, que tengáis la satisfacción de descubrir que también en vosotros está ya latiendo este amor a Aquella que es el Acueducto del Amor divino a los hombres, y la llave, para entrar en una relación más viva con el Amor.

Abad general cisterciense

El día 17, la Carta es de nuestro Abad General nos destaca a María como trono de la Sabiduría, y también su vientre, en un renacer permanente; un beso que es la ternura de Dios, que, encarnado en nuestra naturaleza, nos va a trazar el camino y a vivirlo con una sabiduría humana. Una sabiduría que tiene necesidad de una educación en nuestra vida personal.

El día 18, la Carta de Kandi, Presidenta de la Congregación de Castilla, nos sugiere la relación del Nacimiento de Jesús, con el Misterio Pascual; una presencia de Dios en nuestra humanidad que nosotros conocemos y vivimos por el estudio y conocimiento de las Escrituras, mientras que santa María tiene ya la revelación de este Misterio de amor en su vida desde el anuncio del ángel.

El día 19, Dolores nos habla de la resonancia de María en su vida. Ella que es el modelo, modelo de mujer y de madre, y modelo también en vivir el sufrimiento. Y todo parte en ella de guardar la Palabra en el corazón. Una experiencia del Misterio de amor, vivida en el Rosario.

El día 20, Luisa, en su carta, contempla a María como la llave que abre las puertas a Dios, que nos enseña cómo orar a Dios, cómo llegar a Él. En Ella encontramos pistas para acercarnos a Dios a través de la Palabra de las Escrituras. Pistas muy valiosas para vivir nuestra vida como un servicio….

Congregación de Castilla

El día 21, Miguel se dirige hacia la Virgen a través de un poeta, como no sabiendo hacerlo personalmente; es una sugerencia muy hermosa descubrir que también a través del testimonio de otros, a través de un poema, de una pintura, o música…. Podemos decir palabras hermosas a santa María.

El día 22, Mª Teresa, abadesa benedictina, nos descubre que pensar en María es ya dibujar una sonrisa en nuestro semblante. Se dice que una imagen vale por mil palabras. La imagen de una sonrisa, ¡qué hermosa oración! Después vendrá el deseo de decirle unas palabras, y quizás uno no encuentre esas palabras… Pero una sonrisa a una Madre… Y la respuesta será crecer…

El día 23, Mathew, un muchacho que cada día saluda a María en su colegio y la dice que la quiere… y le pide ayuda por sus enfados, a la vez que le agradece el haber sido valiente para decir sí al ángel. Le ama con todos los TROZOS DEL CORAZON.

El EPÍLOGO del Arzobispo Bruno Forte, es una invitación que nos hace a permanecer en la escuela de María, Maestra nuestra, a contemplarla en este tiempo de Adviento, como en Cuaresma o en Pascua…siempre, para creer en nuestra vida de fe en el camino de nuestra vida.

Bruno FOrte

Amigos, amigas… hoy tenemos el rostro tenso, desdibujado. Con el ADVIENTO empezamos a preparar la Navidad, el Nacimiento de Dios revestido de nuestra frágil naturaleza, pero estamos tensos, y Dios quiere poner Su sonrisa en tu corazón; es posible si alteramos un poco, solo un poco, el ritmo de nuestra vida…

para pensar,

para contemplar, el anciano, el niño, el abandonado…

para decir una palabra, una buena palabra… ¡o acogerla de otro!

podremos recuperar el dibujo original de nuestro corazón, acompañados de santa María, y decir: ¡Feliz Nacimiento!, o incluso escribirle una Carta desde la PAZ del CORAZÓN.

Que Ella os acompañe siempre para dibujar esa sonrisa contemplativa del Amor.

Libro del P. Alegre

1 San Bernardo, En alabanza de la Virgen Madre, Introducción, o.c. t. 2, B.A.C. 452, Madrid 94, p. 601

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba