‘La Biblia vista con humor’ el nuevo libro de Enric Arenós Quique: "Ante aquello de 'con la Iglesia hemos topado', habría que realizar un cursillo acelerado de 'alegraos y regocijaos'"

Quique y "La Biblia vista con humor"
Quique y "La Biblia vista con humor"

"Un día me planteé la posibilidad de trasladar esta visión humorística a situaciones más lejanas pero no menos interesantes y empecé, claro, por la creación del hombre"

"Ese Dios Padre que en alguna de mis viñetas ha protestado por dibujarlo siempre con una barba (postiza, dice Él) y un camisón (palabras suyas), me resulta imprescindible para manifestar que no estamos solos"

"Jesús de Nazaret debía de tener mucho para caminar sobre las aguas y dar un susto mayúsculo a los pescadores, decir aquello del ojo de la aguja o bienaventurados los que lloran"

"Cuando echo la mirada atrás y buceo entre esos miles de viñetas, llego a la conclusión de que está todo por hacer. Cada día tiene su afán"

"Los dibujos de Cortés era limpios por fuera y corrosivos por dentro. Toda una lección de maestría. Lástima que lo dejara"

Enric Arenós Cortés, más conocido como 'Quique', nos presenta su nueva publicación, ‘La Biblia vista con humor’, editada por Centre de Pastoral Litúrgica. 222 dibujos "siempre desde el respeto pero sin tabúes" con los que ha tratado de "comentar de una forma divertida los pasajes más conocidos de la Biblia". Asegura que algunos clérigos siguen teniendo cara de 'pepinillos en vinagre', pero asegura que el humor religioso goza de buena salud y, aunque echa de menos a Cortés, se congratula por Agustín de la Torre o Fano.

Se autodeclara "un ninotaire, un dibujante de monigotes que utiliza esta estrafalaria profesión, como la definió Mingote, para reflexionar con ironía en donde andamos metidos". Cree, como Francisco, que en la Iglesia deberíamos hacer un curso acelerado del "alegraos y regocijaos" proclamado por Jesús de Nazaret y no ser cristianos 'con cara de vinagre' y agoreros del fin del mundo.

- ¿Cómo y por qué surge ‘La Biblia vista con humor’? ¿Qué buscas con este libro?

Como llevo muchos años haciendo dibujos de humor sobre la actualidad religiosa, un día me planteé la posibilidad de trasladar esta visión humorística a situaciones más lejanas pero no menos interesantes y empecé, claro, por la creación del hombre. A partir de ahí no había más que seguir el desarrollo de la Historia Sagrada. Con esos 222 dibujos que hay en el libro –podía haber hecho muchos más- he tratado de comentar de una forma divertida los pasajes más conocidos de la Biblia, siempre desde el respeto pero sin tabúes que me agobiaran.

Quique
Quique Quique

- ¿Quién es Quique? Después de 63 años y más de 30.000 viñetas, ¿te quedan ganas de seguir dibujando?

Quique es un ninotaire, un dibujante de monigotes que utiliza esta estrafalaria profesión, como la definió Mingote, para reflexionar con ironía en donde andamos metidos. Cuando echo la mirada atrás y buceo entre esos miles de viñetas, llego a la conclusión de que está todo por hacer. Cada día tiene su afán.

- ¿Qué personajes de la Biblia se prestan mejor para las viñetas: los de ‘antes’ (AT) o los de ‘después’ (NT)?

Mirados con cariño, todos son apetecibles. Los de ‘antes’ porque ahí están imperturbables interpretando su papel histórico: Noé con su diluvio, Moisés con las tablas de la Ley, Sansón con los filisteos… Los de ‘después’, más cercanos: pastores, niños inocentes, pescadores, los que suplican un milagro, los pecadores, nosotros en una palabra.

Torre de Babel
Torre de Babel Quique

- ¿Cuál es tu personaje bíblico preferido a la hora de hacer tus viñetas?

Ese Dios Padre que en alguna de mis viñetas ha protestado por dibujarlo siempre con una barba (postiza, dice Él) y un camisón (palabras suyas), me resulta imprescindible para manifestar que no estamos solos, que está al tanto de lo que nos sucede, aunque nosotros no comprendamos nada.

- ¿A tu juicio, Jesús de Nazaret tenía sentido del humor?

Entiendo que debía de tener mucho para caminar sobre las aguas y dar un susto mayúsculo a los pescadores, decir aquello del ojo de la aguja o bienaventurados los que lloran… para añadir a continuación: “Alegraos y regocijaos” (Mt. 5,12)

Moisés
Moisés Quique

- ¿Cuántos dibujos sobre la Biblia has tenido que romper o guardar por miedo a caer en la irreverencia o en el universo del humor esa categoría no existe?

Uno puede permitirse dibujar digamos “irreverencias” en el ámbito tocante a lo religioso, a lo clerical, de crítica a los estamentos más conservadores e inmóviles de la Iglesia siempre que sea para aportar un punto de reflexión irónica que ayude a abrir ventanas y mentes. Pero el sarcasmo gratuito de pasajes bíblicos o evangélicos sin ton ni son, no es mi estilo. Por tanto, nada he dejado en el tintero ni en la papelera.

- ¿El humor religioso goza de buena salud? A veces, viendo la doctrina católica y el Dios que nos enseñaron, da la sensación de que el catolicismo está reñido con la alegría y el buen humor.

Mi humor religioso goza de muy buena salud. Tengo la suerte de que los directores de las publicaciones donde colaboro, me dejan trabajar a mis anchas. Existieron situaciones ya pretéritas en que hubo cortapisas en cierta revista y prescindieron de mis dibujos. Tienes razón en señalar que en bastantes estamentos todavía perdura aquello de “con la Iglesia hemos topado” y habría que realizar un cursillo acelerado de “alegraos y regocijaos”.

Sagrada Familia
Sagrada Familia Quique

- ¿Quiénes son tus humoristas ‘religiosos’ favoritos? ¿Echas de menos al retirado y escondido José Luis Cortés?

Ya no hay tantos para hacer una selección, más bien, apenas. El humor ha derivado hacia la política y poco más. Mingote fue en su día un todoterreno y elaboraba de vez en cuando antológicas ‘estampas’ religiosas costumbristas repletas de crítica y mordacidad. Con José Luis Cortés coincidí durante mucho tiempo en Vida Nueva. Sus dibujos era limpios por fuera y corrosivos por dentro. Toda una lección de maestría. Lástima que lo dejara.

- ¿Qué te parecen los nuevos nombres como Fano o Agustín de la Torre?

Son la joven y valiente promoción, cada uno en su línea. Ya no son una promesa. Son el presente.

El camello y el ojo de la aguja
El camello y el ojo de la aguja Quique

- Al Papa Francisco le encanta contar chistes y suele decir que los cristianos no pueden tener cara de pepinillos en vinagre. ¿Estás de acuerdo con él?

Por supuestísimo, pero algunos magnates eclesiásticos siguen sin enterarse. Se les ha puesto esa cara porque siguen hablando del infierno, de que España se rompe y de que los colegios religiosos van a ser dinamitados con la nueva ley de educación.

-Respóndeme con viñetas. Una del Dios Padre Creador

Dios creador
Dios creador Quique

-Otra de Jesús de Nazaret, amigo de los pecadores

Jesús de Nazaret
Jesús de Nazaret Quique

-Y otra del diablo

Diablo
Diablo Quique

-Y la portada del libro

Portada del libro de Quique
Portada del libro de Quique Quique

Volver arriba