Margarita Saldaña publica en Sal Terrae su nuevo libro San José, a examen

Margarita Saldaña
Margarita Saldaña

Finiquita el año 202l al que el papa Francisco quiso dedicarlo de modo especial a san José y nos servirá de provecho efectuar el correspondiente examen de conciencia acerca de lo que tal año y dedicación haya podido significarnos

En tal tarea puede aportarnos interesantes elementos de juicio, la lectura del libro publicado por Sal Terrae,  “San José, los ojos de las entrañas”, de Margarita Saldaña Mostajo, licenciada en periodismo y en Teología Dogmática

Como faro y lema de su contenido destacan estas brillantes y orientadoras palabras de Foucauld en alusión a san José: “Aprenderé  de ti a callar, a pasar oscuro sobre la tierra, como un viajero en la noche”

Lo que de verdad destaca la periodista y teóloga, es que la vida de san José es una vida sin índice, es decir, una vida normal. Pero sí lo tiene el libro, con referencias concretas a su nombre 'Que Dios añada'

Finiquita el año 202l al que el papa Francisco quiso dedicarlo de modo especial a san José, con todo el peso de su pandemia e intentos de incendios en la Iglesia, y a todos, cristianos o no, nos servirá de provecho efectuar el correspondiente examen de conciencia acerca de lo que tal año y dedicación haya podido significarnos.

Todavía con tiempo, en tal tarea puede aportarnos interesantes elementos de juicio, la lectura del libro 'San José, los ojos de las entrañas', de Margarita Saldaña Mostajo, licenciada en periodismo y en Teología Dogmática, perteneciente a la Fraternidad de Hermanitas del Sagrado Corazón de Carlos Foucauld. El libro está editado por “San Terrae”, en su colección “El Pozo de Siquén” ,número 438.”.

Como faro y lema de su contenido destacan estas brillantes y orientadoras palabras de Foucauld: “Aprenderé  de ti a callar, a pasar oscuro sobre la tierra, como un viajero en la noche”, en resplandeciente alusión a la figura central de san José.

“Estas páginas quieren ofrecer y ofrecen un poco de luz a quien desee releer su propia experiencia  de creyente, de la mano de José  de Nazaret. La Escritura, la tradición cristiana y la actualidad de nuestro planeta se dan cita para invitarnos a aguzar los ojos de las entrañas tras las huellas de esa Presencia  latente que envuelve y penetra  toda la realidad”.

De entre tantas ideas, escenas y escenarios como sería preciso destacar en la lectura del libro, dejo aparte alguna que otra milagrería recogida en los venerables Evangelios Apócrifos relativos a las palmeras que se arrodillaban al paso de la Sagrada Familia, emigrante a Egipto, para saciar con su fruto el hambre del Niño Jesús.

Lo que de verdad destaca la periodista y teóloga, es que la vida de san José es una vida sin índice, es decir, una vida normal. Y como la de avecindado más en Nazaret y en sus desplazamientos al templo de Jerusalén, a visitar a sus familias y amigos y a su clientela y entregarles posteriormente los encargos profesionales que le hicieran. 

Pero aunque la vida de san José no tenga índice, sí lo tiene el libro, con referencias concretas a su nombre -“Que Dios añada”, soñador, esposo de María, justo, padre de Jesús, padre de los pobres, protector de los trabajadores, de la decepción al abrazo, del límite a la comunión, de la incertidumbre a la libertad, de la ausencia al encuentro, escuchar, creer confiar, recomenzar, cuidar sin apropiarse …

“Vivir en tercer puesto” y “Partir sigilosamente”, son temas josefinos por antonomasia, al servicio de los “buscadores de Dios” y de los grupos cristianos y comunidades religiosas.

Primero, Religión Digital
Volver arriba