El cardenal abandona la UCI y escribe una carta de agradecimiento Burke: "Ofrezco todo lo que sufro por la Iglesia y por el mundo"

Cardenal Leo Burke
Cardenal Leo Burke

"Ya no estoy entubado con un ventilador mecánico. He sido trasladado fuera de la Unidad de Cuidados Intensivos y me he instalado en una habitación del hospital donde los médicos, las enfermeras y el numeroso personal del hospital me han proporcionado una atención médica vigilante, magnífica y constante"

"Esta generosa efusión de gracia me une a vosotros de manera especial, como me une también de manera particular a todas las víctimas que sufren los efectos del virus COVID-19", apunta Burke, quien advierte que le espera un "prolongado periodo de convalecencia", que le impedirá una presencia pública activa

"Ya no estoy entubado con un ventilador mecánico. He sido trasladado fuera de la Unidad de Cuidados Intensivos y me he instalado en una habitación del hospital donde los médicos, las enfermeras y el numeroso personal del hospital me han proporcionado una atención médica vigilante, magnífica y constante". El cardenal Burke ha querido "dar las gracias de corazón" a los profesionales del hospital en el que se recupera de su contagio por coronavirus, y que ha punto ha estado de costarle la vida.

En una carta publicada por el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, Burke expresa "mi más profundo agradecimiento a Dios, a los profesionales de la salud que me atienden, al personal del santuario,  a mis hermanos obispos y sacerdotes, y a todos aquellos que me han recordado en sus oraciones".

"Esta generosa efusión de gracia me une a vosotros de manera especial, como me une también de manera particular a todas las víctimas que sufren los efectos del virus COVID-19", apunta Burke, quien advierte que le espera un "prolongado periodo de convalecencia", que le impedirá una presencia pública activa.

"Debido a la rehabilitación intensiva que pronto comenzaré, no será posible dar una respuesta más allá de estas cartas universales. En su caridad, sé que comprenderán esta circunstancia y aceptarán que debo conservar mi energía para poder recuperar mi salud y mi fuerza".

"Últimamente, he recordado el lema que tomé cuando fui seleccionado para el episcopado: "Secundum Cor Tuum" (Según tu corazón)", explica Burke, quien ofrece "todo lo que sufro por la Iglesia y por el mundo".

Cardenal Burke.
Cardenal Burke.

Volver arriba