Encuentro del sucesor de Isabel II con los líderes de las confesiones de Gran Bretaña Carlos III: "Estoy decidido, como Rey, a preservar todas las creencias"

Carlos de Inglaterra, junto a la Corona
Carlos de Inglaterra, junto a la Corona

"Por mis convicciones más profundas -así como por mi posición como soberano- me considero obligado a respetar a quienes siguen otros caminos espirituales, así como a quienes buscan vivir sus vidas de acuerdo con los ideales seculares"

"Es el deber de proteger la diversidad de nuestro país, incluso protegiendo el espacio para la propia fe y su práctica a través de las religiones, culturas, tradiciones y creencias a las que nos dirigen nuestros corazones y mentes como individuos"

Desde su profunda convicción anglicana y, también desde su coronación, para la que aún no hay fecha, como cabeza de la Iglesia de Inglaterra, el rey Carlos III ha mostrado ante una treintena de líderes religiosos su compromiso de promover y respetar todas las creencias religiosas que conviven en el Reino Unido.

En este sentido, el monarca, que accede al trono a los 73 años de edad, aseguró el pasado sábado 17 de septiembre ante los representantes de las distintas confesiones -entre los que se encontraba el cardenal arzobispo de Westminster y presidente de la Conferencia de obispos católicos de Inglaterra y Gales, Vincent Nichols- que "esta convicción fue la base de todo lo que mi querida madre hizo por nuestro país, durante sus años como nuestra Reina. Ha sido la base de mi propio trabajo como Príncipe de Gales. Seguirá siendo la base de todo mi trabajo como Rey".

 "Soy un cristiano anglicano comprometido, y en mi coronación prestaré un juramento relacionado con el establecimiento de la Iglesia de Inglaterra. En mi proclamación, ya he prestado solemnemente -como todos los soberanos de los últimos 300 años- un juramento que se compromete a mantener y preservar la fe protestante en Escocia", según informa The Tablet.

"Una 'comunidad de comunidades'"

"Siempre he pensado en Gran Bretaña como una 'comunidad de comunidades'. Eso me ha llevado a entender que el soberano tiene un deber adicional, menos reconocido formalmente, pero que debe cumplir con no menos diligencia", aseguró el primogénito de la fallecida Isabel II.

"Es el deber de proteger la diversidad de nuestro país, incluso protegiendo el espacio para la propia fe y su práctica a través de las religiones, culturas, tradiciones y creencias a las que nos dirigen nuestros corazones y mentes como individuos. Esta diversidad no sólo está consagrada en las leyes de nuestro país, sino que también está ordenada por mi propia fe".

Proclamación de Carlos III como rey
Proclamación de Carlos III como rey

"Como miembro de la Iglesia de Inglaterra, mis creencias cristianas llevan el amor en su corazón. Por lo tanto, por mis convicciones más profundas -así como por mi posición como soberano- me considero obligado a respetar a quienes siguen otros caminos espirituales, así como a quienes buscan vivir sus vidas de acuerdo con los ideales seculares".

"Las creencias que florecen en nuestra rica y diversa sociedad, y que contribuyen a ella, son diferentes. Ellas, y nuestra sociedad, sólo pueden prosperar a través de un claro compromiso colectivo con esos principios vitales de libertad de conciencia, generosidad de espíritu y cuidado de los demás que son, para mí, la esencia de nuestra nación". 

"Estoy decidido, como Rey, a preservar y promover esos principios en todas las comunidades, y para todas las creencias, con todo mi corazón", concluyó el nuevo monarca británico.

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba