Las ofrendas se destinarán al Fondo Familiar de Cáritas diocesana Colecta en la diócesis de Roma para asumir facturas de energía de las familias más pobres

Monseñor Angelo Donatis
Monseñor Angelo Donatis

La diócesis de Roma ha decidido lanzar una iniciativa inédita, la 'factura suspendida', con la que ayudar a las familias con dificultades para pagar los recibos de gas y luz debido al encarecimiento de la energía en Italia

La asociación de consumidores Codacons adirtió de que partir de este mes de octubre se corre el riesgo de que se "dupliquen las facturas" del gas y de que se produzca un aumento 'inaudito' los costes de la electricidad

Para afrontra esa situación y con motivo de las Jornada Mundial de los Pobres, el próximo 13 de diciembre, la Iglesia de Roma ha decidido promover varias medidas, incluida una colecta extraordinaria para destinarla al Fondo Familiar de Cáritas Roma con el que abonar la llamada 'factura suspendida'

La diócesis de Roma ha decidido lanzar una iniciativa inédita, la “factura suspendida”, con la que ayudar a las familias con dificultades para pagar los recibos de gas y luz debido al encarecimiento de la energía en Italia, donde las asociaciones de cosumidores esperan a partir de este mes un aumento “inaudito” de los costes de la electricidad.

“Hoy y en los próximos meses en Roma, como en el resto del país, para un número creciente de personas y familias está desapareciendo la posibilidad de pagar sus facturas de electricidad y gas”, escribe el cardenal vicario Angelo De Donatis a todos los párrocos y sacerdotes romanos, según los medios locales.

Para afrontra esa situación, y con motivo de las Jornada Mundial de los Pobres, que se celebra el próximo 13 de diciembre, el cardenal ha decidido promover varias medidas, incluida una colecta extraordinaria, para destinarla al Fondo Familiar de Cáritas Roma con el que abonar la llamada “factura suspendida”.

“Os invito a promover en vuestras comunidades una colecta extraordinaria de ofrendas que se destinarán al Fondo Familiar de Cáritas diocesana, destinado precisamente a apoyar a las personas y familias con más dificultades ante el crecimiento exponencial”, añade.

De Donatis explica que “la colecta puede ser el resultado de un día de ayuno, de una colecta extraordinaria, de una ofrenda gratuita para ‘una factura suspendida” o de otras formas de compartir”.

La mayor asociación de consumidores de Italia, Codacons, adirtió recientemente de que partir de este mes de octubre se corre el riesgo de que se “dupliquen las facturas” del gas y de que se produzca un aumento “inaudito” los costes de la electricidad, ya que el precio medio nacional único alcanza los 300 euros por megavatio hora para un gasto anual que aumentará un 178 % en dos años”.

Codacons asegura que, según un estudio de Instituto de Investigación Medioambiental y Formación del Consumidor (IRCAF), “si se suman las facturas de gas y energía de 2022, el coste anual de la familia tipo es de 3.454,5 euros”.

De hecho, Codacons puso en marcha hace unas semanas una iniciativa de solidaridad social denominada “Pagaremos en cuanto podamos” para que los consumidores comuniquen formalmente a sus compañías suministradoras que se ven obligados a pagar solo el 20 % del importe de la factura porque no pueden sostener el incremento de los precios.

Solidaridad

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba