Para mostrar la cercanía de la Iglesia italiana con las víctimas de la pandemia y sus familias La Conferencia Episcopal Italiana invita a los obispos a rezar por los difuntos el 27 de marzo en los cementerios

La Iglesia italiana quiere rezar de esta manera por todos aquellos que han perdido la vida a causa del coronavirus
La Iglesia italiana quiere rezar de esta manera por todos aquellos que han perdido la vida a causa del coronavirus

La Cei invita a sus obispos a rezar el 27 de marzo en los cementerios por los difuntos contagiados del coronavirus que no han podido tener un funeral

Pide que el día señalado vayan solos a un cementerio de su diócesis para un momento de recogimiento, vigilia de oración y bendición

"Este será el "Viernes de la Misericordia" de la Iglesia italiana - concluye el comunicado - un viernes de Cuaresma, en el que la mirada del Crucificado invoca la esperanza consoladora de la Resurrección

(Vatican News).- La Conferencia Episcopal Italiana pide a todos los prelados que vayan solos a un cementerio de su diócesis el 27 de marzo para un momento de recogimiento, vigilia de oración y bendición, a orar por los difuntos que por la pandemia no han podido tener un funeral.

La Iglesia italiana quiere rezar de esta manera por todos aquellos que han perdido la vida a causa del coronavirus y en particular por los muertos de la ciudad de Bérgamo. "La imagen de los vehículos militares que transportan los ataúdes al crematorio, muestra el drama de lo que el país está viviendo - se lee en un comunicado de la Conferencia Episcopal Italiana - por el respeto de las medidas sanitarias, muchos de estos muertos murieron aislados, sin ningún consuelo, ni el de los afectos más queridos, ni el asegurado por los sacramentos".

Por esta razón, la Iglesia italiana asegura que "las comunidades cristianas, aunque no puedan estar físicamente cerca unas de otras, no carecen de su cercanía de oración y caridad" y que "todos los días los sacerdotes celebran la Santa Misa para todo el pueblo de Dios, vivo y muerto".

Con la esperanza de poder volver a celebrar las misas de sufragio con los fieles, la iniciativa del 27 de marzo quiere "confiar a la misericordia del Padre todos los muertos de esta pandemia, así como expresar también de esta manera la cercanía de la Iglesia a los que están en el llanto y el dolor". "Este será el "Viernes de la Misericordia" de la Iglesia italiana - concluye el comunicado - un viernes de Cuaresma, en el que la mirada del Crucificado invoca la esperanza consoladora de la Resurrección.

Volver arriba