En el valle de Jezreel (et-Taiyiba), cerca de Nazaret Descubren una inscripción en una piedra de hace 1.500 años con el texto "Cristo, nacido de María"

Inscripción con el texto "Cristo, nacido de María"
Inscripción con el texto "Cristo, nacido de María"

La piedra con una inscripción griega forma parte de un dintel originalmente colocado en el marco de una entrada de la iglesia de finales del período bizantino, en la que puede leerse "Cristo, nacido de María"

En la inscripción se lee la siguiente frase, "Cristo nacido de María. Esta obra del obispo más temeroso de Dios y piadoso [Theodo]sius y el miserable Th[omas] fue construida desde los cimientos. Quien entre debe rezar por ellos"

Según la investigadora Di-Segni, la fórmula "Cristo nacido de María" tenía la intención de proteger a sus lectores del mal de ojos, y se usaba comúnmente al comienzo de las inscripciones y documentos de la época

Excavaciones arqueológicas realizadas en el pueblo de et-Taiyiba, en el valle de Jezreel, dieron como resultado el hallazgo de una piedra con una inscripción griega que forma parte de un dintel originalmente colocado en el marco de una entrada de la iglesia de finales del período bizantino, en la que puede leerse “Cristo, nacido de María”, se informó hoy.

Las excavaciones realizadas por investigadores de la Autoridad de Antigüedades de Israel descubrieron una inscripción dedicada a Jesús, el hijo de María, grabada en piedra y proveniente del marco de una puerta de entrada que data del período bizantino (fines del siglo V después de Cristo).

La puerta se descubrió incorporada en uso secundario en una de las paredes de un edificio de la época bizantina o del primer período islámico, donde las excavaciones descubrieron dos salas que contenían pavimentos de mosaico con un diseño geométrico.

La inscripción fue recuperada en una excavación arqueológica dirigida por Tzachi Lang y Kojan Haku antes de la construcción de una autopista dentro del pueblo.

Según Leah Di-Segni, investigadora del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén -quien descifró el texto inscripto en la piedra- es una dedicatoria grabada mientras se colocaban los cimientos de la iglesia.

En la inscripción se lee la siguiente frase, “Cristo nacido de María. Esta obra del obispo más temeroso de Dios y piadoso [Theodo]sius y el miserable Th[omas] fue construida desde los cimientos - -. Quien entre debe rezar por ellos”.

Según Di-Segni, la fórmula "Cristo nacido de María" tenía la intención de proteger a sus lectores del mal de ojos, y se usaba comúnmente al comienzo de las inscripciones y documentos de la época.

Di Segni añadió que "la inscripción saluda a los que entran y los bendice. Por eso está claro que el edificio es una iglesia, y no un monasterio: las iglesias saludaban a los creyentes a su entrada, mientras que los monasterios tendían a no hacerlo”.

Walid Atrash, de la Autoridad de Antigüedades de Israel, afirmó que “esta es la primera evidencia de la existencia de la iglesia bizantina en el pueblo de et-Taiyiba y se suma a otros hallazgos que dan cuenta de las actividades de los cristianos que vivían en la región”.

Volver arriba