El clérigo, que ya cumplió los 80, mantuvo secuestrada a una mujer durante 12 años Detienen al ex vicario general de Lugano, acusado de secuestro, y el juez lo deja en libertad vigilada

Catedral de Lugano
Catedral de Lugano

El clérigo está acusado de secuestro, coacción y lesiones corporales contra una mujer finlandesa de 48 años, sin permiso de residencia en Suiza

Para justificar la presencia de la señora en su casa, el clérigo la presentaba a su entorno como “una prima con problemas psicológicos, que necesitaba ayuda”

El juez acaba de ordenar la puesta en libertad del sacerdote detenido en atención a su avanzada edad y a los signos de demencia senil que presenta, posponiendo el proceso

La doble vida y las aberraciones sexuales del clero parecen no tener límites. Vean, si no, otro llamativo caso en Suiza. La Fiscalía de Lugano acaba de incoar un proceso penal contra el ex vicario general (número dos en la jerarquía de la diócesis) y ex rector de la Facultad de Teología de Lugano. El clérigo, que cumplió ya las 80, está acusado de secuestro, coacción y lesiones corporales contra una mujer finlandesa de 48 años, sin permiso de residencia en Suiza.

Según publica el periódico 'Blick', el sacerdote y teólogo habría conocido durante un curso de teología online a una mujer finlandesa, la habría traído a Lugano como su ama de llaves y la habría retenido contra su voluntad durante 12 años.

Para justificar la presencia de la señora en su casa, el clérigo la presentaba a su entorno como “una prima con problemas psicológicos, que necesitaba ayuda”. Y so capa de ayudarla, la mantenía retenida en la casa, al lado de la iglesia que regentaba, y en condiciones higiénicas deplorables, como ha podido constatar la policía. De hecho, los investigadores fueron alertados de la presencia de la mujer por la compañía que mantiene el sistema eléctrico de la casa.

La diócesis de Lugano confirmó las investigaciones contra el sacerdote y aseguró su plena cooperación. El sacerdote se encuentro detenido en la cárcel de la ciudad, a la espera de pasar a disposición judicial, mientras se analiza todo el material incautado en la casa, incluido el ordenador del cura.

Desde la intervención policial, la mujer se encuentra en una institución de acogida pública.  Parte del clero de Lugano sigue diciendo que no se trataría tanto de un delito cuanto de una torpeza por parte del sacerdote.

De hecho y según informa 'El Corriere del Ticino' , el juez ordenó la puesta en libertad vigilada del sacerdote detenido en atención a su avanzada edad y a los signos de demencia senil que presenta, posponiendo el proceso.

Interior de la catedral de Lugano

Etiquetas

Volver arriba