El fundador actúa como si siguiera siendo el prior de la congregación Enzo Bianchi incumple la orden vaticana y continúa residiendo en la Comunidad de Bosé

Francisco y Enzo Bianchi
Francisco y Enzo Bianchi

El fundador "aún no ha cumplido su promesa de aceptar y ejecutar las medidas notificadas con el decreto del 13 de mayo de 2020, que, al término de la visita apostólica, le fue entregado a él como a los otros tres destinatarios", sostiene el delegado pontificio, Amedeo Cencini

Tanto Bianchi como otros tres miembros de la comunidad fueron conminados por la Santa Sede a mudarse y dejar todos sus encargos en la congregación mixta y ecuménica, tras una visita apostólica que constató abusos de poder y de gobierno por parte del fundador

Enzo Bianchi sigue en Bosé. El fundador de la comunidad ecuménica, uno de los hitos del Vaticano II, se niega a cumplir la orden vaticana del 13 de mayo, que le conminaba a retirarse "indefinidamente" de este lugar. Así lo ha confirmado Amedeo Cencini, delegado pontificio para la comunidad monástica, quien en un comunicado publicado por la agencia Sir

En una nota, Cencini informa de que Bianchi se encuentra todavía en su 'ermita', el "mismo edificio ubicado a unas decenas de metros del núcleo central de la comunidad, en la que vive desde hace más de quince años".

Allí, junto a un hermano que atiende sus necesidades diarias, el fundador de la comunidad "recibe regularmente a otros miembros de la comunidad, y de allí se traslada, solo o con otros, en auto, por varias razones, como siempre. Por tanto, aún no ha cumplido su promesa de aceptar y ejecutar las medidas notificadas con el decreto del 13 de mayo de 2020, que, al término de la visita apostólica, le fue entregado a él como a los otros tres destinatarios".

La Santa Sede expulsa a Enzo Bianchi de la Comunidad de Bose
La Santa Sede expulsa a Enzo Bianchi de la Comunidad de Bose

Como se recordará, tanto Bianchi como otros tres miembros de la comunidad fueron conminados por la Santa Sede a mudarse y dejar todos sus encargos en la congregación mixta y ecuménica, tras una visita apostólica que constató abusos de poder y de gobierno por parte del fundador, considerados por muchos el "cardenal laico".

"El rechazo anunciado de las medidas por parte de algunos de los destinatarios ha provocado una situación de mayor confusión e incomodidad", recalcaba la nota de la Comunidad, que dejaba intuir enfrentamientos entre Bianchi y su sucesor, Manicardi. La solución acordada hace unos meses, y que Bianchi ha incumplido, podría suponer su expulsión de la congregación.

Etiquetas

Volver arriba