Para conservar el carácter laico de uno de los principales símbolos de Suiza Ginebra prohibe los bautizos por inmersión en el lago Lemán, el mayor de Europa Occidental

Lago Leman
Lago Leman

Las iglesias evangélicas han recurrido la decisión, que califican de "ataque a la libertad religiosa"

Según las autoridades ginebrinas, estos ritos violan la ley sobre no confesionalidad del Estado aprobada en referéndum en 2019, y la obligación de que este tipo de manifestaciones religiosas se desarrollen en el ámbito privado, salvo que se solicite y obtenga una autorización

Las autoridades de Ginebra prohibieron recientemente a dos iglesias evangélicas que continúen celebrando bautizos por inmersión en aguas del lago Lemán, el mayor de Europa Occidental, aunque ambas han recurrido una decisión que califican de "ataque a la libertad religiosa", relató hoy la televisión local RTS.

De acuerdo con el principal canal suizo, Ginebra ha tomado la decisión con el fin de conservar el carácter laico de uno de los principales símbolos de la ciudad, que se encuentra a orillas del extremo occidental del lago.

Este tipo de bautismos se estaban celebrando habitualmente los domingos, de forma pacífica, e implican sumergir enteramente al bautizado en aguas del lago, una forma de aplicar este sacramento descrita en la Biblia.

Lago Leman



Según las autoridades ginebrinas, estos ritos violan la ley sobre no confesionalidad del Estado aprobada en referéndum en 2019, y la obligación de que este tipo de manifestaciones religiosas se desarrollen en el ámbito privado, salvo que se solicite y obtenga una autorización.

Otras zonas bañadas por el mismo lago (que comparten Suiza y Francia) sí permiten este tipo de bautismos, caso del vecino cantón suizo de Vaud, cuya principal ciudad es Lausana.

Ginebra, famosa por haber establecido un gobierno prácticamente teocrático durante el auge del calvinismo en el siglo XVI, es sin embargo uno de los dos cantones estrictamente laicos de Suiza, junto al de Neuchatel, a raíz de que en 1908 su legislación separara definitivamente a la Iglesia del Estado. 

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba