Tercer acuerdo desde 1992 Gobierno y paramilitares firman la paz en Mozambique semanas antes de la visita del Papa

Cese de hostilidades en Mozambique
Cese de hostilidades en Mozambique

Esta firma de un nuevo acuerdo de paz tiene lugar pocos meses antes de las elecciones generales de octubre, donde ambos líderes se presentarán como candidatos

El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, y el líder de la opositora Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo), Ossufo Momade, firman hoy un acuerdo de paz definitivo, solo cinco días después de que las dos partes rubricasen un cese de hostilidades.

El acuerdo de paz, el tercero desde la independencia de Portugal en 1975, se firmará en la plaza de la Paz, en la capital mozambiqueña, y serán testigos de ello la alta representante en funciones de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, y el presidente de Zambia, Edgar Lungu.

Este texto llega tras años de conflicto armado después de las elecciones de 2014, cuyos resultados rechazó la Renamo.

Firma del acuerdo de paz

El pasado jueves los líderes de las dos partes suscribieron, en la región de Gorongosa, en la provincia central de Sofala y feudo de la Renamo, un pacto de cese permanente de las hostilidades militares.

Esta firma de un nuevo acuerdo de paz tiene lugar pocos meses antes de las elecciones generales de octubre, donde ambos líderes se presentarán como candidatos, y de la visita del papa Francisco la primera semana de septiembre.

Se trata del tercer acuerdo que firma el gobernante Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo), antigua guerrilla marxista, y la Renamo, creada por los servicios secretos de Sudáfrica y la antigua Rodesia (Zimbabue), desde el del 4 de octubre de 1992 que se firmó en Roma por el entonces presidente mozambiqueño Joaquim Chissano y Dhlakama.

Tercer acuerdo de paz

Aquel primer acuerdo de paz puso fin a una de las guerras que se consideran más largas y cruentas de la historia mundial, ya que duró dieciséis años y causó alrededor de un millón de muertos.

Tras diez años de paz casi efectiva, las tensiones entre ambos bandos, sin embargo, resurgieron en la primera mitad de esta década, con la Renamo denunciando su supuesta exclusión del sistema democrático mozambiqueño.

Volver arriba