Monseñor Pezzi: "Si tu hermano tiene algo contra ti, reconcíliate con él" La Iglesia católica rusa llama a la fidelidad conyugal, a la reconciliación, social e internacional

Monseñor Paolo Pezzi
Monseñor Paolo Pezzi

"Es posible hacer nuestra la nueva perspectiva de reconciliación que Cristo nos propone en todas las circunstancias: desde las más simples y cotidianas hasta las más graves y decisivas para el futuro de toda la humanidad" ha comentado en la homilía el Arzobispo Metropolitano de la Madre de Dios en Moscú

La reflexión adquiere un valor especial no sólo por la contingencia histórica actual, en la que la búsqueda del diálogo y la reconciliación entre Rusia y Ucrania parece ser la única vía para el bien común, sino también en el ámbito social, como una llamada a la fidelidad en la vida conyugal

La sociedad civil rusa está fuertemente afectada por las consecuencias del ateísmo estatal establecido por el régimen soviético

Según los últimos datos disponibles, entre enero y mayo de 2021, el porcentaje de divorcios registrados en la Federación aumentó un 44% respecto al mismo periodo del año anterior

Al insistir en la necesidad de reconciliarse con el prójimo a todos los niveles, personal, comunitario, social e internacional, la Iglesia católica aporta hoy una contribución sustancial a la construcción de la sociedad civil rusa

(Agencia Fides).- "Es posible hacer nuestra la nueva perspectiva de reconciliación que Cristo nos propone en todas las circunstancias: desde las más simples y cotidianas hasta las más graves y decisivas para el futuro de toda la humanidad". Así, Mons. Paolo Pezzi, Arzobispo Metropolitano de la Madre de Dios en Moscú, ha comentado en la homilía de la celebración eucarística de ayer, el pasaje del Evangelio de Mateo (Mt 5, 20-26) en el que Jesús dice: “Si vuestra justicia no supera la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos”.

Ofreciendo a los fieles una interpretación profunda y actual del texto evangélico, Mons. Pezzi ha observado: "Hemos escuchado las palabras de Jesús. Son simples, pero no fáciles. Nunca son fáciles, porque nos piden que abandonemos nuestro modo de ver las cosas: tal vez sea un modo correcto, pero Él nos pide otra mirada, otra perspectiva. Es sorprendente que Jesús no diga: ‘Si tienes algo contra tu hermano, reconcíliate con él'; sino que dice: ‘Si tu hermano tiene algo contra ti, reconcíliate con él’”.

Pareja

"Si tu hermano tiene algo contra ti, reconcíliate con él"

El arzobispo ha continuado explicando que esta es la perspectiva inversa que Cristo nos pide que tomemos: “Cristo nos pide que dejemos nuestras seguridades y convicciones humanas y entremos en una perspectiva que pueda reconciliarnos primero con nosotros mismos, luego con Dios y con todos nuestros otros hermanos y hermanas. Y dice que si no entramos en esta perspectiva, difícilmente podremos convertirnos”.

Con estas palabras, Mons. Pezzi ha querido señalar un camino que aparentemente parece infranqueable, subrayando por un lado la paradoja de las palabras y del ejemplo de Jesús, y por otro lado la necesidad, por el bien de las personas y de la humanidad, de asumir una auténtica perspectiva de reconciliación, a todos los niveles, desde el doméstico al internacional: “Ciertamente no es fácil. El Papa aconseja a los cónyuges que se perdonen mutuamente antes de dormir, y que lo hagan independientemente de la conciencia que tengan de sus errores. No es una exigencia insostenible de Dios. Podemos hacerlo, porque Dios mismo decidió entrar en esta perspectiva: decidió subir a la cruz Él mismo que no era culpable de nada, dando el primer paso. No dijo: 'Ve y perdona'; sino que dijo: 'Ven conmigo y perdona', Él mismo nos mostró cómo seguirle en el camino de la reconciliación”.

La reflexión adquiere un valor especial no sólo por la contingencia histórica actual, en la que la búsqueda del diálogo y la reconciliación entre Rusia y Ucrania parece ser la única vía para el bien común, sino también, en el ámbito social, como una llamada a la fidelidad en la vida conyugal.

La sociedad civil rusa está fuertemente afectada por las consecuencias del ateísmo estatal establecido por el régimen soviético. Después de la revolución de octubre de 1917, se adoptaron una serie de medidas contra la institución de la familia, basada en la época zarista en el sacramento del matrimonio: entre otras, el reconocimiento del valor jurídico sólo del matrimonio civil; la vida en casas comunales; la disolución programática de la moral cristiana, con el consiguiente fenómeno de los "bezprizornye", es decir, los menores que deambulan por las ciudades sin figuras parentales de referencia. Todo ello ha contribuido de forma decisiva a la deconstrucción de la sociedad civil en Rusia y en los países de la antigua URSS, por lo que el número de divorcios en Rusia es increiblemente alto.

Según los últimos datos disponibles, entre enero y mayo de 2021, el porcentaje de divorcios registrados en la Federación aumentó un 44% respecto al mismo periodo del año anterior, la cifra más alta en siete años. Además, el portal de información católica "Ruskatolik" publicó una traducción al ruso de un artículo publicado en el sitio web "Aleteia", que enumera 14 consejos dirigidos a los cónyuges cristianos, para intentar superar juntos las dificultades cotidianas y educar a sus hijos en la belleza de un amor que, con la ayuda de Dios, puede durar para siempre.

Al insistir en la necesidad de reconciliarse con el prójimo a todos los niveles, personal, comunitario, social e internacional, la Iglesia católica aporta hoy una contribución sustancial a la construcción de la sociedad civil rusa.

Primero, Religión Digital
Volver arriba