El 'mordisco' millonario de la Iglesia de Polonia enciende protestas entre los partido opositores La Iglesia polaca recibió del Estado en 2020 más de 40 millones de euros

La recaudación de la Iglesia polaca bate un récord en 2020
La recaudación de la Iglesia polaca bate un récord en 2020

Lo detalla un informe de la Auditoría Suprema del Estado (NIK) en el que se compara el coste para las arcas públicas de la Iglesia en los últimos 30 años

Una cifra que desde 2015 (poco más de dos millones de euros) ha ido aumentando ininterrumpidamente hasta los 40,2 millones de euros de 2020, unos 2,5 millones más que en 2019

Desde algunos partidos de la oposición han surgido llamamientos para liquidar el "Fondo de la Iglesia" y acabar con sus exenciones fiscales

El diario polaco "Rzeczpospolita" reveló este miércoles los detalles de un informe de la Auditoría Suprema del Estado (NIK) en el que se compara el coste para las arcas públicas de la Iglesia en los últimos 30 años.

Según el NIK, la Iglesia católica polaca percibió poco más de dos millones de euros anuales durante la década de los noventa, una cifra que se multiplicó por diez en la década siguiente y que ha ido aumentando ininterrumpidamente hasta los 40,2 millones de euros de 2020, unos 2,5 millones más que en 2019.

Además de continuar pagando por expropiaciones sufridas durante el régimen comunista, el Gobierno polaco asume las cotizaciones a la seguridad social de todos los miembros de la Iglesia.

Por otro lado, desde 2015, cuando el partido ultra conservador PiS (Ley y Justicia) accedió al poder, el Estado se comprometió a compensar económicamente a los religiosos que lleven a cabo labores de "caridad y cuidado", así como a la renovación y mantenimiento de edificios sagrados, lo que supuso más de cuatro millones de euros en 2019.

Iglesia en Polonia
Iglesia en Polonia

El Gobierno polaco costea los sueldos de unos 31.000 maestros sacerdotes -que no en todos los casos cuentan con formación pedagógica en lo que afecta a los que imparten la asignatura de Religión- en las escuelas públicas polacas, lo que supone un desembolso cercano a los 400 millones de euros anuales.

Los donativos y contribuciones voluntarias de los fieles a cambio de ceremonias religiosas, como bautizos, comuniones, funerales y misas, son una importante fuente de ingresos para la Iglesia: el arzobispo de Varsovia estimó en unos 1.700 millones de euros anuales la cantidad percibida de este modo, un dinero que es imposible de cuantificar y que no está sujeto a ninguna fiscalidad.

Además, las donaciones de particulares a la Iglesia son objeto de una desgravación que puede llegar al 6 % de los ingresos anuales del donante.

Desde algunos partidos de la oposición han surgido llamamientos para liquidar el "Fondo de la Iglesia" y acabar con sus exenciones fiscales.

Desde 1989, la Iglesia polaca está exenta de cualquier tipo de impuestos a perpetuidad, merced a un acuerdo alcanzado entre el gobierno del General Jaruzelski y el clero polaco en 1989.

En ese año, una comisión compuesta por seis civiles y seis clérigos decretó que se debía compensar a la Iglesia polaca por la pérdida de 2.400 kilómetros cuadrados de tierras y tramitó más de 3.500 transferencias patrimoniales al clero, a pesar de que solo se habían presentado unas 3.000 reclamaciones.

En 1991 el Estado polaco aceptó que estas decisiones no pudiesen recurrirse jamás ante ningún tribunal polaco o internacional.

En 1990 se impuso la enseñanza obligatoria de Religión en la enseñanza pública de Polonia y recientemente el ministro de Educación, Ryszard Czarnecki, anunció su intención de hacer que la calificación obtenida en esta asignatura cuente para las notas finales de los estudiantes.

El "Fondo de la Iglesia" con el que el Estado Polaco financia a esta institución católica sobrepasó los 40 millones de euros, la cifra más alta de la historia desde que fue creado en la era comunista como compensación por bienes confiscados.

Volver arriba