Un sacerdote ortodoxo, herido de bala en otro ataque en Lyon Niza celebra Todos los Santos con una misa 'en reparación' por los atentados del jueves

Homenaje en la basílica de Notre Dame de Niza
Homenaje en la basílica de Notre Dame de Niza

La celebración estará dedicada en particular a las tres víctimas del sangriento atentado terrorista perpetrado el jueves en el templo, y estará presidida por el obispo de Niza, André Marceau, en presencia de todos los sacerdotes de la ciudad

Los hechos tuvieron lugar en un templo ortodoxo griego situado en el distrito 7 de Lyon, en el barrio conocido como Jean Macé. El agresor pudo haber huido

La basílica de Notre Dame de Niza volverá a abrir sus puertas este domingo, a partir de las 18 horas, para celebrar la misa de Todos los Santos 'en reparación' por los atentados que el pasado jueves se cobraron la vida de tres personas en el templo.

La Eucaristía estará precedida por una Misa según el "rito penitencial" de reparación celebrado, como explica el comunicado, "cuando se comete un acto gravemente perjudicial, como el asesinato, en una iglesia. Por lo tanto, es fundamental para la reanudación de las celebraciones religiosas en el edificio en cuestión". La diócesis de Niza en su sitio web ha publicado una oración especial para las víctimas y sus hogares.

La celebración estará dedicada en particular a las tres víctimas del sangriento atentado terrorista perpetrado el jueves en el templo, y estará presidida por el obispo de Niza, André Marceau, en presencia de todos los sacerdotes de la ciudad.

Por otro lado, un cura ortodoxo resultó herido por bala este sábado en un templo del centro de la ciudad francesa de Lyon, en el este del país, al tiempo que su agresor se dio a la fuga, indicaron medios locales.

En la zona, que se encuentra acordonada por las fuerzas del orden, el religioso fue evacuado en camilla al tiempo que señaló que no conocía al agresor, según indica el diario lionés “Le Progres” en su edición digital. Los hechos tuvieron lugar en un templo ortodoxo griego situado en el distrito 7 de la tercera ciudad de Francia, en el barrio conocido como Jean Macé.

A los pocos minutos del altercado, el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, ha publicado un tuit en el que defiende a Francia de todos aquellos que la han tachado de sectaria y poco tolerante. “Al contrario de o que he escuchado y visto mucho en redes sociales durante los últimos días, nuestro país no tiene conflictos con ninguna religión. ¡Todas practican libremente! Sin estigmatización: Francia está ligada a la paz y a la convivencia”, ha recalcado el político.

Etiquetas

Volver arriba