Piden al Gobierno escuchar el "grito de la Tierra" y la voz del pueblo de Quezón Obispos filipinos dicen NO a la construcción de nuevas centrales de carbón

Centrales energéticas de carbón: "obsoletas, contaminantes y orientadas sólo a la ganancia"
Centrales energéticas de carbón: "obsoletas, contaminantes y orientadas sólo a la ganancia"

En un comunicado, exhortan al gobierno filipino a escuchar el "grito de la Tierra" y a cancelar los planes de construcción de centrales energéticas de carbón optando, en cambio, por fuentes de energía renovable

"La construcción de esas centrales agravan el impacto del cambio climático en la población"

(Vatican News).- Que el gobierno de Filipinas detenga la construcción de nuevas centrales energéticas de carbón en la provincia de Quezón: lo piden en una declaración Monseñor Mel Rey Uy, obispo de Lucena, y el clero local, recordando que la construcción de tales instalaciones termina por agravar el impacto del cambio climático en la población.

Específicamente, la nota se refiere a tres proyectos: dos propuestos por Smc Global Power Holdings relacionados con la ciudad de Pagbilao y uno, en cambio, propuesto por Meralco en la ciudad de Atimonan. "Nos oponemos a este tipo de centrales energéticas", afirma la declaración, "porque son completamente incoherentes con el cuidado de nuestra casa común, ese cuidado del que hoy necesitamos desesperadamente", sin contar "los riesgos para la salud de las comunidades locales". Dirigiéndose directamente a los partidarios de tales proyectos, el obispo y el clero de Lucena los exhortan a "escuchar el grito de la Tierra y a cancelar todos sus planes relativos a la construcción de una fuente de energía sucia, mortal y costosa".

Optar por fuentes de energía renovable

"Hacemos un llamamiento a los gobiernos locales y nacionales y a sus respectivos organismos", continúa la declaración, "para que escuchen la voz del pueblo de Quezón y repudien estos proyectos y cualquier otra central de carbón en la provincia y el país". Más bien, "concentren sus esfuerzos y recursos en el desarrollo de fuentes de energía renovable" para sustituir esas centrales energéticas "obsoletas, contaminantes y orientadas sólo a la ganancia".

Iglesia filipina dice no a todas las industrias del carbón

Cabe recordar que, recientemente, varios obispos y congregaciones religiosas de Filipinas han declarado su intención de bloqueartodas sus inversiones en las industrias del carbón. "Creemos que el carbón, el combustible fósil más contaminante, es por sí solo el mayor responsable de la emergencia climática, va en contra de todas las enseñanzas de la Iglesia, especialmente en lo que se refiere a la defensa de la vida y la dignidad de la persona humana y el cuidado de la Creación de Dios", se lee en una declaración publicada en mayo. "Hoy, señalan los líderes religiosos católicos filipinos, nos enfrentamos a dos crisis mundiales que muestran las consecuencias de las decisiones que no ponen en primer lugar la salud de nuestro pueblo y del planeta". Ambas crisis son un fuerte llamado a construir un mundo mejor.

Volver arriba