En realidad, se trata de una extraña conjunción de Júpiter y Saturno La Estrella de Belén regresa a la Tierra esta Navidad... ochocientos años después

Los Magos y la estrella de Belén
Los Magos y la estrella de Belén

En este extraño año del coronavirus, ochocientos años después, la 'Estrella de Belén' volverá a asomarse en nuestro cielo, podrá verse en todo el mundo

Su existencia fue descubierta por Johannes Kepler, a quien la teoría de la 'Estrella de Belén' casi le cuesta el anatema. El espectáculo, visible el 21 de diciembre en su mayor apogeo, no volverá a producirse hasta 2080

Llegaron a Belén gracias a ella, y a sus conocimientos científicos. Según los evangelios apócrifos (los sabios de Oriente no aparecen en la Biblia), Melchor, Gaspar y Baltasar eran expertos astrónomos, que acudieron al nacimiento de Jesús guiados por una estrella.

Hoy, sabemos que dicha estrella no era sino una rara alineación entre Júpiter y Saturno, y que la última vez que pudo verse fue en 1226. En este extraño año del coronavirus, ochocientos años después, la 'Estrella de Belén' volverá a asomarse en nuestro cielo, podrá verse en todo el mundo.

El fenómeno, como decimos, se produce muy raramente cuando Júpiter y Saturno se acercan lo suficiente como para que visualmente parezcan una sola estrella... aunque sólo es una ilusión óptica. Su existencia fue descubierta por Johannes Kepler, a quien la teoría de la 'Estrella de Belén' casi le cuesta el anatema.

Y es que, durante siglos, los astrónomos buscaron explicaciones a la estrella de Belén, que no es el cometa Halley, como dicen algunos, ni la triple conjunción de Júpiter, Saturno o Venus, como explicaban otros. Otras teorías son una explosión de supernova razonablemente cercana, que podría parecer un cielo muy brillante durante un período relativamente corto, o incluso un cometa. Por otro lado, observadores de estrellas chinos y coreanos escribieron sobre un objeto brillante que pudo ser un cometa o una supernova alrededor del año 5 a.C. y que fue visto durante más de 70 días.

La Estrella de Belén

Ahora, se presenta como un espectáculo ciertamente histórico, pues los astrónomos no calculan que no podrá volver a verse hasta 2080. En España, Europa y el resto de hemisferio norte la estrella será visible durante la semana del 16 al 25 de diciembre. En cambio, para el hemisferio Sur solo se verá el 21 de diciembre, día del solsticio de invierno.

“Tendríamos que retroceder hasta justo antes del amanecer del 4 de marzo de 1226 para ver una alineación tan cercana entre estos objetos visibles “, afirmó el astrónomo Patrick Hartigan



Según explica del Daily Mail, ambos planetas aparecerán bajo en el cielo occidental alrededor del atardecer, y debería ser lo suficientemente brillante como para aparecer en el cielo crepuscular. En su posición más cercana, Júpiter y Saturno estarán a una corta distancia, que es menor al ancho de una luna llena y será justo después de la puesta del Sol en el solsticio de verano. Durará hasta el Día de Navidad, el 25 de diciembre.

“Tendríamos que retroceder hasta justo antes del amanecer del 4 de marzo de 1226 para ver una alineación tan cercana entre estos objetos visibles “, afirmó el astrónomo Patrick Hartigan. El experto aclaró que si bien este tipo de alineaciones ocurre una vez cada 20 años aproximadamente, esta conjunción (2020) es excepcionalmente rara debido a lo cerca que aparecerán los planetas entre sí. 

“En la noche de mayor aproximación, el 21 de diciembre, se verán como un planeta doble, separados solo por una quinta parte del diámetro de la Luna llena”, añadió Hartigan. “Para la mayoría de telescopios, cada planeta y varias de sus lunas más grandes serán visibles en el mismo campo de visión esa noche”. Y, aunque se trata de un fenómeno astronómico, si miran esa noche por la ventana, no podrán evitar pensar que la ilusión, tan necesaria en estos días, renace.

La estrella de Belén
La estrella de Belén

Volver arriba