Francisco inaugura el 25 Congreso mundial de Stella Maris - Apostolado del Mar El Papa denuncia las "condiciones de trabajo injustas" que sufren las gentes del mar

Apostolado del mar Stella Maris
Apostolado del mar Stella Maris

El Papa Francisco envió una carta a los participantes en el 25º Congreso mundial de “Stella Maris” – Apostolado del Mar – que comenzó ayer en Glasgow y que concluirá el 5 de octubre. Se trata de un millón y medio de personas empleadas en este sector, que viven mucho tiempo alejadas de sus familias y comunidades, y que luchan hoy contra la degradación ambiental

“Continuar en el servicio a quienes obtienen del mar los medios de subsistencia”

(Vatican News).- Con motivo del 25º Congreso mundial de Stella Maris – Apostolado del Mar – que se celebra en Glasgow, Escocia, del 2 al 5 de octubre, y que constituye el primer encuentro presencial después de las restricciones ligadas a la pandemia – que hace posible la celebración propiamente dicha del centenario de su fundación – el Santo Padre dirige su saludo y mejores deseos a los participantes junto con el agradecimiento "por el testimonio de fe y los innumerables actos de bondad y caridad mostrados por tantos capellanes y voluntarios a lo largo del último siglo hacia quienes trabajan en nuestros mares y vías navegables por el bien de todos nosotros".

En su carta, Francisco recuerda que Stella Maris se ha extendido mucho "proporcionando asistencia espiritual, psicológica y material, en los barcos y en tierra, a miríadas de marinos y personal marítimo de diferentes nacionalidades y tradiciones religiosas".

El Papa también recuerda que cerca del 90% de las mercancías del mundo se transportan en naves, lo que es posible gracias al trabajo diario de más de un millón y medio de personas. Una condición agravada por la pandemia, que está muy cerca del corazón del Pontífice, por lo que vuelve a expresarles su cercanía.

Privaciones de la dignidad en la comunidad marítima

A pesar de los avances tecnológicos – escribe el Papa – muchos trabajadores marítimos están sujetos no sólo a los desafíos asociados con la separación de sus países de origen, sino que también siguen "sufriendo una serie de condiciones de trabajo injustas y otras privaciones, agravadas, entre otras cosas, por los efectos del cambio climático". Y añade:

Además, los daños al medio ambiente marino, al igual que otros, afectan de forma desproporcionada a los más pobres y vulnerables de nuestros hermanos y hermanas, cuyos medios de vida están incluso amenazados de extinción.

“Confío, por tanto, en que ‘Stella Maris’ no dudará nunca en llamar la atención sobre los problemas que privan a muchas personas de la comunidad marítima de la dignidad humana que Dios les ha dado”

A la luz de estas reafirmaciones, el Papa Francisco bendice la labor de Stella Maris y manifiesta su esperanza de que se mantenga siempre alta la atención sobre estas cuestiones y condiciones de vida, a menudo olvidadas.

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba