"Vivimos tiempos hostiles", señala en su adiencia con la 'Amitié Judéo-Chrétienne' El Papa advierte del "preocupante resurgimiento del antisemitismo" y la "violencia contra los cristianos"

El Papa advierte del "preocupante resurgimiento del antisemitismo" y la "violencia contra los cristianos"
El Papa advierte del "preocupante resurgimiento del antisemitismo" y la "violencia contra los cristianos" Vatican Media

"En estos tiempos hostiles en los que son cada vez más numerosas las actitudes de cerrazón y de rechazo hacia otro, también con el preocupante resurgimiento del antisemitismo, particularmente en Europa, así como de la violencia contra los cristianos"

"Habéis contribuido en gran medida a que judíos y cristianos se redescubran como hermanos, hijos de un mismo Padre, que esperan el día, sólo conocido por Dios, en que todos los pueblos invocarán al Señor con una sola voz y le servirán bajo el mismo yugo"

El Papa ha alertado sobre "el preocupante resurgimiento del antisemitismo", especialmente en el continente europeo, así como de "la violencia contra los cristianos" al tiempo que ha profundizar en el camino de "la comprensión, el respeto y la amistad" entre ambas religiones.

"En estos tiempos hostiles en los que son cada vez más numerosas las actitudes de cerrazón y de rechazo hacia otro, también con el preocupante resurgimiento del antisemitismo, particularmente en Europa, así como de la violencia contra los cristianos", ha señalado el Pontífice en su audiencia con miembros de la 'Amitié Judéo-Chrétienne', un grupo que trabaja por la amistad de cristianos y judíos radicado en Francia con motivo del 75 aniversario de su fundación.

El Papa, con la asociación judeo-cristiana



Francisco ha encomiado su labor "resuelta y activa" en el ámbito del estudio y del diálogo "para ayudar a judíos y cristianos a crecer en el conocimiento mutuo, la comprensión, el respeto y la amistad". "Habéis contribuido en gran medida a que judíos y cristianos se redescubran como hermanos, hijos de un mismo Padre, que esperan el día, sólo conocido por Dios, en que todos los pueblos invocarán al Señor con una sola voz y le servirán bajo el mismo yugo", ha dicho.

También les ha animado a "perseverar" en el camino de "diálogo, fraternidad e iniciativas comunes", que ha valorado de forma positiva a pesar del "peso de los prejuicios mutuos y la historia a veces dolorosa que hay que asumir".

El Papa, con los miembros de la asociacion judeo-cristiana



"La tarea no está terminada --ha observado Francisco--. Esta hermosa obra, que consiste en crear vínculos, es frágil, siempre hay que reanudarla y consolidarla".

Francisco ha recordado, además, la figura de uno de los fundadores de este grupo francés, Jules Isaac, que "desempeñó un papel de primer orden en el acercamiento entre judíos y cristianos tras la tragedia de la Segunda Guerra Mundial".

Te regalamos ‘Pasado, presente y futuro del Opus Dei’
Volver arriba