El cardenal, Bartolomé y el rabino de Moscú exigen en Davos medidas concretas contra el cambio climático Turkson: “La tierra está llorando y los pobres también están llorando”

Cardenal Turkson
Cardenal Turkson

"No hay un segundo planeta en el que vivir", recalcó Turkson, quien reclamó a los gobernantes de todo el mundo que reconozcan “el papel central de las religiones y los credos”

Católicos, ortodoxos, judíos... Todos juntos, en el Foro de Davos, luchando contra el cambio climático. “La tierra está llorando y los pobres también están llorando", explicaron anoche el cardenal Turkson, prefecto del Dicasterio de Servicio de Desarrollo Humano Integral; el patriarca Bartolomé y el rabino principal de Moscú, Pinchas Goldschmidt.

“Debemos crear una conciencia global para el cambio”, señaló Turkson ante los medios. “Cuando un niño de la familia llora, sus padres le prestan atención y tratan de hacer que se detenga”, explicó, apuntando a la Laudato Si. “Si, como dice el Papa, la tierra y los pobres lloran, significa que hay una emergencia en algún lugar que debe ser escuchada. Todos debemos tratar de detener este llanto. Esta es la situación en la que estamos viviendo”.

“Estamos aquí como invitados del Foro Económico Mundial, porque queremos generar una conciencia global para el cambio”, subrayó el purpurado, quien pidió asegurarse de “que no sean las nuevas tecnologías las que determinen lo que estamos llamados a ser. Más bien, quisiéramos que las tecnologías se gastaran para el bien común, el bien de la humanidad, de la tierra y de sus habitantes".

"No hay un segundo planeta en el que vivir", recalcó Turkson, quien reclamó a los gobernantes de todo el mundo que reconozcan “el papel central de las religiones y los credos”, denunciando la práctica, muy extendida sobre todo en los países secularizados, de "relegar las religiones a la esfera privada, negando su influencia en la vida de las personas".

Foro de Davos
Foro de Davos

Etiquetas

Volver arriba