La FSSPX critica la paralización de ordenaciones en una diócesis francesa Los lefebvrianos acusan al papa Francisco de “represión despiadada”

Ordenación según el rito tradicionalista
Ordenación según el rito tradicionalista

“Es un hecho evidente que el papa Francisco y algunos de sus colaboradores han decidido reducir a aquellos que están apegados al rito antiguo y que son considerados como obstáculos para las reformas posconciliares”

“Detener las ordenaciones por es un castigo indiscriminado”, señalan los seguidores de Marcel Lefebvre

“Una represión cada vez más despiadada” del papa Francisco contra los tradicionalistas. Así catalogan los seguidores de Marcel Lefebvre la paralización por parte del Vaticano de las ordenaciones sacerdotales previstas para finales de este mes de junio en la diócesis francesa de Fréjus-Toulon.

“En un pontificado cuyo fin se siente cada vez más cerca, la represión contra lo que se considera una desviación, se vuelve cada vez más despiadada. Monseñor Rey lo acaba de experimentar de una forma dolorosa y amarga”, señalan desde la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX), en alusión al obispo Dominique Rey, a quien, tras una visita canónica, la Santa Sede le paralizó las ordenaciones debido a “la reestructuración del seminario y la política de acogida en la diócesis”.

“Castigo indiscriminado”

Al parecer, Rey había convertido su diócesis en un centro de acogida de diversas sensibilidades eclesiales, entre ellas de sacerdotes y seminaristas tradicionalistas, lo que habría motivado la intervención vaticana.

Dominique Rey, obispo de Fréjus-Toulon
Dominique Rey, obispo de Fréjus-Toulon

“Ciertamente, es probable que se hayan podido cometer errores de apreciación, ya sea en la recepción de sacerdotes extranjeros en la diócesis, o bien en la elección de los seminaristas. Pero detener las ordenaciones por este motivo es un castigo indiscriminado”, apuntan los seguidores de Marcel Lefebvre.

“Es un hecho evidente que el papa Francisco y algunos de sus colaboradores han decidido reducir a aquellos que están apegados al rito antiguo y que son considerados como obstáculos para las reformas posconciliares”, señalan desde la FSSPX y concluyen que “probablemente el delito que se le imputa a monseñor Rey es el del filo-tradicionalismo”.

Te regalamos la Praedicate Evangelium + análisis
Volver arriba