Aún tienen que hacerlo formalmente ante el juez John Dixon, que lleva el caso, el próximo miércoles Los medios australianos acusados de desacato en la cobertura del caso Pell se declaran culpables

Prensa australiana
Prensa australiana

Entre los medios se cuentan los diarios The Age y el Sydney Morning Herald, del grupo Fairfaix, así como The Herald y Weekly Times

Además, la Fiscalía de ese estado australiano retirará los cargos contra más de una docena de personas, entre ellas periodistas o editores, así como los cargos restantes contra las empresas mediáticas

Pell fue condenado más tarde a seis años de prisión por cinco cargos de abuso sexual, fallo ratificado en agosto de 2019, pero revertido el pasado abril por la máxima instancia judicial de Australia

Una docena de medios de comunicación social australianos se declararon este lunes culpables por desacato a una orden judicial que les prohibía informar sobre una condena en 2018 por pederastia impuesta al cardenal George Pell, quien después fue exonerado.

Entre los medios se cuentan los diarios The Age y el Sydney Morning Herald, del grupo Fairfaix, así como The Herald y Weekly Times, del grupo mediático del magnate Rupert Murdoch, según el anuncio hecho en una vista virtual ante el Tribunal Supremo del estado australiano de Victoria, con sede en la ciudad de Melbourne.

"Cada una de las empresas demandadas ha indicado que se declarará culpable, con respecto a cada una de las publicaciones por las que se les acusa, de desacato por incumplimiento de la orden de supresión del procedimiento", según un documento judicial del Tribunal Supremo de Victoria, a cargo del proceso.

Además, la Fiscalía de ese estado australiano retirará los cargos contra más de una docena de personas, entre ellas periodistas o editores, así como los cargos restantes contra las empresas mediáticas, según el documento obtenido por Efe.

Caso Pell. Cobertura de medios

En este proceso contra casi una treintena de medios, periodistas y editores, el abogado del diario The Age, Matt Collins, defendió el jueves pasado el artículo publicado por este medio el 12 de diciembre de 2018, un día después de que Pell fuera hallado culpable de pederastia.

En el artículo se explicaba por qué no podía informar sobre el caso de un australiano de "alto perfil", sin darse el nombre de Pell ni detalles sobre la decisión del jurado, aunque hizo alusión a la orden judicial que prohibía la cobertura del caso.

Collins remarcó que la condena de Pell fue de todas formas difundida en las redes sociales, en donde se compartieron artículos publicados por medios internacionales y mencionó que varios lectores "enojados" se quejaron ante el diario acusándolo de ser "parte de una conspiración católica".

Los medios, que afrontan multas de hasta 500.000 dólares australianos (364.600 dólares estadounidenses o 306.700 euros), que se suman a los costes legales, aún tienen que declararse formalmente culpables ante el juez John Dixon, que lleva el caso, en unas vistas que se reanudarán el miércoles de la próxima semana.

Caso Pell

La Fiscalía de Victoria considera que se violó la orden judicial impuesta en 2018 para evitar que la decisión sobre el juicio contra Pel por abuso sexual influyera en otro proceso pendiente por pederastia contra el religioso.

A raíz del fallo de culpabilidad por el abuso sexual de dos menores en la década de 1990, varios medios australianos presuntamente se saltaron la prohibición, que sería formalmente levantada en febrero de 2019 al quedar sobreseído el segundo proceso.

Pell fue condenado más tarde a seis años de prisión por cinco cargos de abuso sexual, fallo ratificado en agosto de 2019, pero revertido el pasado abril por la máxima instancia judicial de Australia.

Caso Pell

Volver arriba