Campaña Laudato si' en Bangladesh 'Un católico, un árbol' Cardenal D'Rozario: "Los árboles dan equilibrio al desequilibrio ecológico"

Servir a la creación
Servir a la creación

La Iglesia en Bangladesh ha iniciado una campaña de plantación de árboles como parte de su firme respuesta a la encíclica del Papa Francisco "Laudato si'"

El Cardenal Patrick D'Rozario explica cómo la iniciativa tiene el objetivo de ayudar a los fieles a profundizar en su relación con el Creador, la creación y la humanidad

"Cada católico en Bangladesh plantará un árbol para identificarse como un leal ciudadano del mundo: de hecho, debemos cuidar mucho de nuestro hogar común, pero también de nuestro país", subrayó el cardenal

(Vatican News).- Los árboles significan muchas cosas. Para algunos son la promesa de alivio del sol abrasador en un día caluroso, para otros son una fuente de sustento, para otros una expresión de la belleza que la naturaleza nos ofrece.

En Bangladesh, un hermoso país del sur de Asia, los obispos católicos han lanzado una campaña para plantar 400 mil árboles: una iniciativa audaz para celebrar el quinto aniversario de la encíclica del Papa Francisco "Laudato si' - Sobre el cuidado del hogar común".

Cuando el Centro de la Conferencia Episcopal Bengalí en Dhaka lanzó la campaña de plantación de árboles en agosto pasado, los obispos, encabezados por el arzobispo emérito de Dhaka, el cardenal Patrick D'Rozario, plantaron tres árboles para simbolizar el clero y los religiosos, los fieles laicos y los propios obispos. En esa ocasión, los prelados animaron a todos a hacer lo mismo en cada una de las ocho diócesis del país.

El Cardenal D'Rozario junto con otros obispos mientras lanzaban la iniciativa de plantar árboles

¡Árboles, árboles por todas partes!

El número de árboles que se plantarán - unos 400.000 - representa el número aproximado de la población católica del país y se basa en el criterio de "un católico - un árbol", explicó el cardenal D'Rozario.

"Cada católico en Bangladesh plantará un árbol para identificarse como un leal ciudadano del mundo: de hecho, debemos cuidar mucho de nuestro hogar común, pero también de nuestro país", subrayó el cardenal.

Los árboles serán plantados en urbanizaciones y en los campus de las parroquias, conventos, instituciones religiosas y escuelas de la Iglesia. En las zonas rurales, donde la tierra es vasta, se alienta a la gente a plantar árboles en sus jardines. En los asentamientos urbanos, se invita a los católicos a unirse a la campaña de plantación de árboles aprovechando los jardines de las azoteas. Los habitantes de la ciudad, que tienen un terreno o una casa en el campo o en las aldeas, pueden pedir a sus amigos y vecinos que les ayuden a plantar árboles en sus jardines.

El Cardenal D'Rozario explicó que a cada una de las ocho diócesis de Bangladesh se le ha asignado un cierto número de árboles, dependiendo del número de fieles. La campaña de plantación de árboles también ha sido acogida por el Movimiento Estudiantil Católico de Bangladesh (BCSM) y el Foro Unido de Iglesias, que, con sus 200.000 cristianos de otras denominaciones no católicas, han aceptado participar en la iniciativa de plantación de árboles.

Estudiantes bengalíes que se unieron a la iniciativa plantar árboles

Por lo tanto, se invitó a los cristianos a plantar diferentes tipos de árboles frutales "para que puedan comer de su propio jardín". Hay una especie en particular que los obispos animan a la gente a plantar y que es la teca, una madera duradera que también puede ser utilizada para la construcción y la fabricación de muebles. Para asegurar la supervivencia de los árboles, la plantación debe tener lugar en dos estaciones del monzón: para ello, el primer grupo se plantó en 2020 y el resto en la estación del monzón de 2021.

¿Por qué plantar árboles?

Entre las muchas formas posibles de responder a los urgentes e importantes llamamientos del Papa Francisco en su encíclica Laudato si', los obispos de Bangladesh eligieron la campaña de plantación de árboles porque es particularmente agradable al contexto nacional y porque la idea ha sido bien recibida por las parroquias y las asociaciones laicas de las diócesis.

El cardenal D'Rozario también explicó que los obispos de Bangladesh han creado un comité nacional para celebrar el centenario del nacimiento del padre fundador de la nación, Bangabandhu Sheik Mujibur Rahman. A este jubileo, celebrado en estos meses, le sigue el 50º aniversario de la independencia de Bangladesh, que se independizó del Pakistán el 26 de marzo de 1971: por esta razón, las celebraciones del 50º aniversario se extenderán del 26 de marzo de 2021 al 26 de marzo de 2022.

Estos dos jubileos - subraya el cardenal - coinciden con el año especial querido por el Papa para el quinto aniversario de Laudato si', que puede dar su contribución en perspectivas humanas y cristianas a los otros dos jubileos.

Además, la plantación de árboles es un movimiento que se está extendiendo en muchas regiones de Bangladesh donde los árboles han sido destruidos por la erosión, los ciclones y la deforestación y donde, con la inspiración de la iniciativa de los obispos, se está llevando a cabo un programa de aplicación para plantar un millón de árboles.

Conversión ecológica

Los árboles, dice el Cardenal D'Rozario, tienen muchas prerrogativas: dan "equilibrio al desequilibrio ecológico" inducido por el cambio climático, protegen a las personas y sus propiedades de la devastación causada por los frecuentes ciclones que azotan Bangladesh y fomentan la lluvia en la estación seca.

Los religiosos participan en la campaña de plantación de árboles

Sin embargo, esta campaña de plantación de árboles no es un programa agrícola aislado más: tiene por objeto mostrar la actual crisis ecológica que ha puesto de relieve Laudato si'. Al mismo tiempo promueve la conversión ecológica, llamando la atención sobre nuestra irresponsabilidad y fallos en el cuidado del medio ambiente, y refuerza el espíritu de "crecimiento, cuidado y reparto". También responde a la función pedagógica de enseñarnos a desarrollar "una relación con la creación, con el creador y con los seres humanos - especialmente los pobres".

Laudato si' a lo largo de los años ...

Desde la publicación de la encíclica Laudato si' en mayo de 2015, la Iglesia de Bangladesh ha emprendido varias iniciativas para promover el respeto de la creación, entre ellas la organización de seminarios, reuniones y simposios, así como la publicación de varios textos para sensibilizar a los fieles e inspirar iniciativas integrales.

El Tiempo de la Creación 2020 (1 de septiembre a 4 de octubre) tuvo como tema "El Jubileo de la Tierra" y se observó en Bangladesh con días de oración, homilías, seminarios y programas educativos. La Federación de Conferencias Episcopales Asiáticas (FABC) también escribió una carta pastoral a los fieles, alentándolos a tomar medidas para reducir los desechos y la contaminación y promover la limpieza en su entorno. Del mismo modo, los obispos escribieron a los fieles de sus diócesis individuales sugiriendo acciones concretas adicionales para las comunidades parroquiales, sociedades piadosas y organizaciones laicas.

La sal de la Tierra

Satisfecho con el continuo éxito de la campaña de plantación de árboles, el Cardenal D'Rozario espera que esta iniciativa aumente la conciencia y la motivación de la gente para responder al grito de la Tierra y ayudar a los fieles a crecer en su espiritualidad y en el amor a Dios, al prójimo y a la creación.

Aunque la Iglesia Católica representa sólo el 0,2 por ciento de la población bengalí, el cardenal dice que el impacto de esta iniciativa es muy fuerte ya que contribuye al programa nacional de plantación de árboles con una perspectiva teológica, cristiana y eclesial.

"La Iglesia es como la sal de la Tierra", añadió el Cardenal D'Rozario. "No se necesita mucha sal para un plato de arroz: una pizca es suficiente para hacerlo sabroso".

Por una Iglesia mejor informada.
Solo gracias a tu apoyo podemos seguir siendo un medio de referencia.
Hazte socio/a de Religión Digital hoy

Volver arriba