Cáritas insta al hijo del histórico dictador a abordar los problemas “de frente” La Iglesia filipina pone deberes al presidente Marcos: atender a los pobres

Ferdinand Marcos Jr
Ferdinand Marcos Jr

La pobreza se ha incrementado en los últimos años y afecta ya a más de 24 millones de personas, de una manera muy especial en el campo

Como el propio presidente Marcos Jr dirigirá el departamento de Agricultura, los obispos le demandan que “aborde la difícil situación de los agricultores frente a los productos agrícolas importados”

Casi cuatro décadas después de la expulsión de su familia, debido a los desmanes cometidos durante la dictadura de su padre, Ferdinand Marcos Jr, su hijo, acaba de asumir este pasado jueves la presidencia de Filipinas, donde 85 millones de personas, el 80% de la población, se confiesan católicos.

Y lo hace después de cosechar 30 millones de votos y un amplio apoyo popular, tras pasar página de la etapa presidencial -netamente autoritaria- de Rodrigo Duterte, un estrafalario personaje que puso en el centro de sus amenazas a la Iglesia, una de las pocas instancias que se enfrentó a sus políticas populistas y ataques a los más débiles.

El Papa le pide "sabiduría"

Marcos Jr ha recibido las protocolarias felicitaciones del papa Francisco, quien, a través de un mensaje enviado vía Nunciatura, le asegura sus oraciones “para que sea sostenido en sabiduría y fortaleza". También los obispos filipinos enviaron su protocolaria felicitación al nuevo presidente, aunque desde algunos sectores del Episcopado han comenzado ya a ponerle deberes al mandatario.

Reunión de los obispos filipinos
Reunión de los obispos filipinos

Concretamente desde Cáritas Filipinas, cuyo obispo responsable, José Colin Bagaforo, instó a la nueva administración a que se ocupara de los acuciantes retos que afectan a los filipinos en la actualidad y aborde los problemas "de frente".

Los efectos colaterales de la invasión de Ucrania

Entre esos problemas, citó los que afrontan los campesinos desde hace años, agudizados con los efectos colaterales de la invasión rusa de Ucrania, puesto que “el aumento de los precios de los productos básicos y la subida del precio del petróleo, serán un reto para el Gobierno”.

Como el propio presidente Marcos Jr dirigirá el departamento de Agricultura, "también tiene que abordar la difícil situación de los agricultores frente a los productos agrícolas importados", señaló Bagaforo.

Ante esta problemática, el obispo responsable de Cáritas reiteró, en la línea de la Conferencia Episcopal filipina, que seguirá fomentando la "cooperación" con el Gobierno en todas aquellas iniciativas “que respeten los derechos y la dignidad del pueblo filipino”.

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba