El 14 de septiembre, pedirán unidos el fin de la guerra en el país Las iglesias europeas convocan una jornada de oración por la paz en Ucrania

Bandera de Ucrania
Bandera de Ucrania

La jornada coincidirá con la clausura del Año de la Santa Cruz, convocado por la Conferencia Episcopal ucraniana

"Pastores y fieles se reunirán en oración ante el Santísimo Sacramento para invocar del Señor la paz para Ucrania, haciendo suyo el llamamiento del Papa Francisco que pide 'que cada uno sea constructor de la paz y rece para que se difundan en el mundo pensamientos y proyectos de concordia y reconciliación'".

¿Y qué hará la Iglesia española? Tal y como señala la CEE, Añastro se unirá a la jornada con una adoración eucarística en sus oficinas

Los episcopados de toda Europa rezarán juntos por la paz en Ucrania el próximo miércoles 14 de septiembre. Convocados por su presidente (y arzobispo de Vilnius), Gintaras Grusas, la CCEE convoca una jornada de adoración eucaristica, coincidiendo con la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

Tal y como informa en una nota de prensa la Conferencia de Episcopados europeos, todas las Conferencias Episcopales del continente "han preparado ayudas litúrgicas y esquemas de oración para esta cita". Al tratarse, mayoritariamente, de una adoración eucarística, recalca el comunicado, "pastores y fieles se reunirán en oración ante el Santísimo Sacramento para invocar del Señor la paz para Ucrania, haciendo suyo el llamamiento del Papa Francisco que pide 'que cada uno sea constructor de la paz y rece para que se difundan en el mundo pensamientos y proyectos de concordia y reconciliación'".

Adoración eucarística por Ucrania

Los obispos europeos han unido sus voces a las del Papa en repetidas ocasiones para pedir el cese de las armas, el fin inmediato de la guerra en Ucrania y trabajar por la paz, señala CCEE, que recalca cómo la Iglesia católica del continente ha hecho "numerosos llamamientos a los jefes de las naciones y a la comunidad internacional para que hagan todo lo que esté en su mano para poner fin a la actual guerra que está destruyendo vidas y causando un sufrimiento indecible".

Seguir a Cristo en su Via Crucis

Así, en Cuaresma se organizó una 'cadena eucarística', que se convirtió en una oportunidad para rezar por las víctimas de la guerra e invocar la paz en Ucrania. Por su parte, la Conferencia Episcopal ucraniana, que había declarado 2022 como Año de la Santa Cruz, invitó a "seguir a Jesucristo en su Via Crucis", entendiendo en carne propia "su sufrimiento y su muerte como el Cordero inocente que fue crucificado por personas que se pusieron al servicio del mal". Precisamente, ese año concluirá este 14 de septiembre en el Santuario de la Pasión del Seor en Sharhorod, dentro la Jornada Europea de Oración por Ucrania.

¿Y qué hará la Iglesia española? Tal y como señala la CEE, Añastro se unirá a la jornada con una adoración eucarística en sus oficinas.

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba