La mayoría de las víctimas fueron hombres de entre 36 y 65 años En seis meses de investigación, Portugal reporta 338 casos de abusos en la Iglesia y solo 17 denuncias

Abusos en el seno de la Iglesia
Abusos en el seno de la Iglesia

La comisión que investiga los abusos contra menores cometidos en el seno de la Iglesia católica en Portugal suma, en seis meses de trabajo, 338 testimonios, pero solo 17 han sido enviados a la Fiscalía

Pedro Strecht: "17 de los abusos todavía podrían ser castigados penalmente y han sido remitidos a la Fiscalía aunque con pocas expectativas"

Strecht, que colabora en la auditoría que está realizando Cremades & Calvo-Sotelo en España, reconoció que las investigaciones de la comisión son apenas "la punta del iceberg"

La comisión que investiga los abusos contra menores cometidos en el seno de la Iglesia católica en Portugal suma, en seis meses de trabajo, 338 testimonios, pero solo 17 han sido enviados a la Fiscalía porque los delitos no han prescrito o tienen posibilidades de prosperar.

La comisión recibió 365 testimonios pero pudo validar 338, explicaron hoy sus miembros en una rueda de prensa en Lisboa para presentar el balance de medio año de trabajo.

Pedro Strecht
Pedro Strecht

De su experiencia, explicó el coordinador de la comisión, el psiquiatra Pedro Strecht, se confirma que, en la mayoría de los casos, entre los hechos y la denuncia transcurrieron décadas, lo que complica la investigación.

No obstante, 17 de los abusos todavía podrían ser castigados penalmente y han sido remitidos a la Fiscalía aunque con “pocas expectativas”, admitió.

Los datos de la Comisión apuntan que casi el 57% de las víctimas eran hombres, y la gran mayoría oscilan entre 36 y 65 años, aunque también hay menores de 18 años (2%) y mayores de 76 (6%).

El grueso de los testimonios denuncia tocamientos, aunque un 15,6% denuncia sexo oral, un 10,8 sexo anal y casi un 6% violaciones sexuales consumadas.

El perfil del abusador en Portugal se asemeja al modelo de países vecinos: Más hombres que mujeres, miembros de la Iglesia católica -en su mayoría sacerdotes- y de entre 20 y 30 años o de 50 a 60.

¿Podrá la Iglesia católica compensar este daño? «Claramente nunca se puede compensar», admitía Strecht en reciente entrevista con Efe.

Strecht, que colabora en la auditoría que está realizando Cremades & Calvo-Sotelo en España, reconoció que las investigaciones de la comisión son apenas “la punta del iceberg”.

"Son muchas más las situaciones que nunca llegaremos a saber de las que ya sabemos".

Volver arriba