Mon. Andrew Nkea Fuanya: "Los líderes secesionistas que acordaron firmar no tienen mucha influencia sobre quienes luchan en el campo" África ignora el llamamiento al alto el fuego por la crisis del Covid-19

Los conflictos en África ignoran la pandemia
Los conflictos en África ignoran la pandemia

Las hostilidades no han cesado. En Camerún, el conflicto continúa desde 2016. En Nigeria, a pesar del peligro de hambruna que trae la pandemia COVID-19, se mantienen esporádicos ataques terroristas de Boko Haram

El clero de la diócesis de Jalingo pide una 'oportunidad para la paz'. En la República Centroafricana los grupos armados no recibieron claramente el mensaje de alto el fuego...

Solo Monseñor Guy Richard, ha expresado optimismo por las iniciativas interreligiosas sobre el programa de concientización de COVID-19 en Bambari

El llamamiento al alto el fuego por la crisis COVID-19 en áreas de conflicto armado lanzado por algunos líderes mundiales, incluidos el Papa Francisco y el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha sido ignorado en África, según afirman los obispos de las zonas afectadas.

Las hostilidades no han cesado, por ejemplo, en las áreas secesionistas de habla inglesa de Camerún, como ha señalado Su Exc. Monseñor Andrew Nkea Fuanya, Arzobispo de Bamenda, quien ha informado que los líderes secesionistas que habían acordado firmar un alto el fuego general “en realidad no tienen mucha influencia sobre quienes luchan en el campo”.

Camerún, donde el 80% de los habitantes son de habla francesa y el 20% de habla inglesa, vive una situación de conflicto en las regiones de habla inglesa desde 2016. La protesta pacífica de los habitantes que se sienten marginados por el gobierno central se ha transformado en una lucha armada de baja intensidad. A pesar de algunos intentos de mediación, el conflicto aún no se ha resuelto. En la vecina Nigeria, a pesar del peligro de hambruna que la pandemia COVID-19 representa para la parte más pobre de la población, “todavía estamos a merced de los esporádicos ataques terroristas de Boko Haram, especialmente en el norte del país”, ha dicho su Exc. Mons. Ignacio Ayu Kaigama, Arzobispo de Abuja.

Los medios locales informaron recientemente que al menos 11 personas habían sido asesinadas debido a la violencia entre las comunidades de Tungwa y Utsua-Daa.

El clero de la diócesis de Jalingo ha publicado una declaración colectiva el 17 de junio llamando a todas las partes en conflicto a “dar una oportunidad a la paz” y salvar al estado de la violencia.

En la República Centroafricana, Su Exc. Mons. Bertrand Guy Richard Appora-Ngalanibé, Arzobispo de Bambari, ha explicado que los grupos armados no recibieron claramente el mensaje de alto el fuego.

“Desafortunadamente, en algunas regiones de la República Centroafricana, los grupos armados participan en batallas estratégicas destinadas a afirmar su supremacía y continuar saqueando los recursos naturales del país”.

Sin embargo, Monseñor Guy Richard, ha expresado optimismo por las iniciativas interreligiosas sobre el programa de concientización de COVID-19: “Con el apoyo de nuestros hermanos protestantes y musulmanes, reunidos como parte de la Plataforma Interreligiosa de Religiones en Bambari, nos esforzamos por crear conciencia, por activar campañas contra la pandemia, ya que muchas personas aún no son conscientes del peligro”.

Volver arriba