Obispos de Haití: "El país está al borde de la explosión" Haití vive una situación límite: Cerca de 4 millones de personas con inseguridad alimentaria severa

Haití vive en emergencia permanente
Haití vive en emergencia permanente

El último informe del Secretario General de Naciones Unidas sobre la situación en Haití es alarmante

El deterioro de la situación económica, la producción agrícola por debajo del promedio y la inseguridad persistente socavó el avance del desarrollo y agravó la situación humanitaria

Según el Panorama de las necesidades humanitarias de Haití para 2021, programado para marzo de 2021, 4,4 millones de personas necesitarán asistencia humanitaria durante el año

La Conferencia Episcopal de Haití lamenta: "la vida cotidiana del pueblo haitiano se reduce a la muerte, el asesinato, la impunidad y la inseguridad. El descontento está en todas partes, en casi todas las áreas"

En su último informe del Secretario General de Naciones Unidas sobre la situación en Haití, publicado estos días, indica, en lo que respecta a los servicios sociales básicos y la resiliencia de las familias, que el deterioro de la situación económica, la producción agrícola por debajo del promedio y la inseguridad persistente socavó el avance del desarrollo y agravó la situación humanitaria, que ya es preocupante en Haití.

Según el Panorama de las necesidades humanitarias de Haití para 2021, programado para marzo de 2021, 4,4 millones de personas necesitarán asistencia humanitaria durante el año. Para satisfacer estas necesidades, el Plan de Respuesta Humanitaria 2021-2022, que se lanzará a principios de marzo, está dirigido a los 1,5 millones de personas más vulnerables en 65 de 146 municipios.

Se requerirá un monto de $ 235,6 millones para financiar este plan. La mayoría de las necesidades humanitarias en Haití son crónicas y se deben a déficits de desarrollo. Por tanto, es de suma importancia concretar los vínculos entre la acción humanitaria, el desarrollo y la paz para reducir los factores de riesgo y vulnerabilidad que están en el origen de las necesidades humanitarias.

Un niño extrae agua de un pequeño pozo de agua limpia en Jérémie, Haití
Un niño extrae agua de un pequeño pozo de agua limpia en Jérémie, Haití

En esta difícil situación humanitaria, las tasas de inseguridad alimentaria y desnutrición han aumentado durante el último año. La inflación, los bajos rendimientos de los cultivos debido a las lluvias por debajo de lo normal y las restricciones vinculadas a la pandemia Covid-19 han reducido el poder adquisitivo de los hogares más pobres y su capacidad para acceder a los alimentos, aunque los precios de los productos alimenticios disminuyeron ligeramente en los últimos meses. hechp debido a la depreciación del dólar frente al gourde haitiano.

A pesar de esta caída de los precios, el último análisis basado en el Marco de Clasificación Integrada de Seguridad Alimentaria muestra que alrededor de 4 millones de personas sufrieron inseguridad alimentaria severa entre agosto de 2020 y febrero de 2021.

En Haití, la inseguridad y los secuestros han estado presentes cada día, desde hace algún tiempo. Ninguno de los estratos sociales del país se salva, lo que genera un temor generalizado entre la población haitiana. En cuanto cae la noche, las calles quedan prácticamente vacías.

La Conferencia Episcopal de Haití lamenta que el país, totalmente inhabitable, esté al borde de la explosión: "la vida cotidiana del pueblo haitiano se reduce a la muerte, el asesinato, la impunidad y la inseguridad. El descontento está en todas partes, en casi todas las áreas". ... Algunas cuestiones son casi imposibles de gestionar, como: cómo establecer un consejo electoral provisional, cómo redactar otra constitución ”(Ver Fides 03/02/2021). Así que no es sólo la devastación lo que hace que el país sea totalmente inhabitable, lamentan los obispos, que consideran inaceptable esta situación.

Por una Iglesia mejor informada.
Solo gracias a tu apoyo podemos seguir siendo un medio de referencia.
Hazte socio/a de Religión Digital hoy

Volver arriba