Nace el Foro "Presentes en la Iglesia" Laicos y clérigos se unen para motivar la renovación sinodal de la Iglesia en Polonia

Laicos y clérigos se unen para motivar la renovación sinodal de la Iglesia en Polonia
Laicos y clérigos se unen para motivar la renovación sinodal de la Iglesia en Polonia

Crece un movimiento de laicos y clérigos que quiere aprender a escuchar, dialogar y discernir con todos en Polonia

Es un foro de intercambio de ideas y una plataforma de acción conjunta para las reformas que necesita una Iglesia en profunda crisis, en una realidad social cambiante

Hasta ahora han elaborado y presentado nueve informes sobre el funcionamiento de las parroquias, la posición de la Iglesia ante la violencia contra las mujeres, la actitud de la Iglesia ante el colectivo LGTB y las relaciones Estado-Iglesia entre otros

El Congreso de católicas y católicos es una iniciativa de laicos y clérigos a nivel nacional que juntos buscan respuestas positivas a la cuestión del futuro de la Iglesia Católica Romana en Polonia. Es un foro de intercambio de ideas y una plataforma de acción conjunta para las reformas que necesita una Iglesia en profunda crisis, en una realidad social cambiante.

El Congreso se constituyó en otoño de 2020 y rápidamente ha creado más de una docena de equipos temáticos, que hasta ahora han elaborado y presentado nueve informes sobre el funcionamiento de las parroquias, la posición de la Iglesia ante la violencia contra las mujeres, la actitud de la Iglesia ante el colectivo LGTB y las relaciones Estado-Iglesia entre otros.

Al mismo tiempo, hemos empezado a construir estructuras locales para integrar a los miembros del Congreso que viven cerca y facilitar sus actividades en el lugar. También co-organizamos una iniciativa como la "Oración sin fronteras" por la situación de los refugiados en la frontera polaco-bielorrusa, y participamos en voluntariados y ayuda caritativa para la Ucrania azotada por la guerra.

La creación del Congreso coincidió providencialmente con el inicio del "Sínodo sobre la Sinodalidad", en el cual hemos participado activamente. Los congresistas recibieron y realizaron sesiones de formación para profundizar en el sentido de la sinodalidad y en las formas prácticas de llevar a cabo las consultas. Se implicaron activamente en las reuniones de sus parroquias, siendo coordinadores en algunas. Fueron a muchas parroquias donde "no pasaba nada", hablando con los párrocos, animando a la participación en el sínodo y ofreciendo ayuda. También participaron activamente en las reuniones sinodales a nivel diocesano, si tuvieron lugar. Algunos eran miembros de equipos diocesanos sinodales encargados de organizar el sínodo o de redactar la síntesis final.

Los congresistas también organizaron una serie de reuniones de consulta en varias diócesis, entre ellas a personas en crisis por falta de hogar y a los voluntarios que las apoyan, a refugiados, madres solteras y padres de personas autistas. Escucharon tanto en grupos como en conversaciones individuales, las experiencias y opiniones de las personas LGBT+, también de las personas que han sido heridas de diversas maneras por personas de la Iglesia y las experiencias de aquellos que por diversas razones ya han dejado la Iglesia.

La mayoría de las consultas se hicieron en forma de reuniones puntuales, pero los grupos temáticos del Congreso trabajaron regularmente durante varios meses. Algunas de las consultas tuvieron lugar en clima de retiro sinodal organizado por el Congreso. Aquellos que, por diversas razones, optaron por no hablar directamente, tuvieron la oportunidad de expresar su opinión a través del correo electrónico o de un cuestionario publicado en el sitio web de la organización.

El tiempo del Sínodo es un momento de intenso de escucha, diálogo y discernimiento para contribuir a superar la crisis actual en nuestra Iglesia, y nos invita a imaginar y construir una Iglesia sinodal, con el rol activo de los laicos y laicas en nuestro contexto polaco. Por este motivo, el Congreso de Católicas y Católicos organizó los días 22 y 23 de octubre de 2022 una conferencia denominada Foro "Presentes en la Iglesia".

Tras varios meses de trabajo, principalmente en línea, hemos querido reunirnos entre nosotros y también con otras personas de la sociedad y dela vida de la Iglesia, en sintonía con la invitación del Papa Francisco a tender puentes y escuchar sin excluir a nadie. Urgía la necesidad de resumir y confrontar todos estos debates y experiencias entre todos nosotros y con un grupo de invitados de Polonia y del extranjero. Por este motivo un invitado especialmente significativo ha sido el teólogo laico venezolano Rafael Luciani que abrió el Foro con una ponencia animándonos a colaborar en la construcción de una Iglesia sinodal, como ha pedido el Papa Francisco en su Discurso a los 50 años de la Institución del Sínodo de los Obispos. Y en la Iglesia de Polonia, los laicos y las laicas queremos comprometernos con este camino de conversión personal y eclesial, y caminar junto a todos los miembros de la Iglesia, como son los presbíteros, los religiosos, las religiosas y los obispos.

El nombre del Foro, "Presentes en la Iglesia", reconoce la dignidad de todos los bautizados en la Iglesia como sujetos activos del Pueblo de Dios y con el deber de colaborar con la renovación de la Iglesia en línea con la recepción del Concilio Vaticano II, especialmente como se expresa en Unitatis Redintegratio 4 y 6, donde se llama a una "perenne reforma por fidelidad a Jesucristo". Llamado este que el Papa Francisco acoge en Evangelii Gaudium.

El primer día se dedicó a resumir las experiencias del Sínodo sobre la sinodalidad en el contexto polaco y el segundo día se escuchó la experiencia delas mujeres y los jóvenes, grupos cuya voz suele ser menos escuchada.El Foro culminó con la propuesta de 10 postulados inspirados en la enseñanza de la Iglesia y las disposiciones del Código de Derecho Canónico.Entre ellos, se pedía la creación de una comisión independiente que investigara los archivos de la Iglesia por los abusos y delitos sexuales cometidos por el clero y las personas consagradas. Además, se espera y desea el nombramiento de la función de un defensor independiente de los derechos de los laicos en la Iglesia, el estudio de la ministerialidad de las mujeres y la escucha e inclusión de los grupos LGBT+, entre otros postulados. Nuestra propuesta se inspira en la necesidad de una conversión personal y eclesial de todos y todas en la Iglesia de Polonia.

Te regalamos ‘Pasado, presente y futuro del Opus Dei’

Etiquetas

Volver arriba