"¿En qué va de acuerdo esta Navidad con la que celebramos?" La revolución navideña que María preanunció y que Jesús trató de establecer

María y Jesús
María y Jesús

"Me place sintetizar el mensaje navideño -Según lo hace Faustino Vilabrille: "Discurso revolucionario de María de Nazaret"- tan límpidamente revolucionario, anunciado, vivido y proclamado POR MARIA DE NAZARET Y SU HIJO JESUS"

"En realidad, Jesús vino a anunciar un mensaje, que sonaba extraño e inédito: frente al poder y riqueza del imperio romano y de los más ricos, el suyo era un mensaje de liberación, de vida y esperanza, sobre todo para los más pobres"

"En nuestra sociedad, los señores del poder y del dinero siguen siendo los amos del mundo. El capitalismo neoliberal mima a una minoría inmensamente rica y poderosa y condena a la mayoría"

"Dignidad y coherencia, pues, con el Evangelio para que haya vida en abundancia para todos. Para eso vino Jesús y, unidos a María su madre, para eso celebramos la NAVIDAD JESUANICA, en su 2021 aniversario"

Imagen real de María de Nazaret y su mensaje para hoy

María es una mujer que nace en Nazaret, un pueblo pobre y despreciable de Galilea, esclavizada y dominada por el imperio romano.

María tenía una prima, que se llamaba Isabel y, enterada de que iba a dar a luz, decide ir a visitarla para acompañarla y ayudarla.

Isabel se emociona y le dice: “Tan pronto como me has saludado, has hecho saltar de gozo al niño en mi seno”. Y le añade:” Dichosa tú, que has creido lo que te ha dicho el Señor, porque se va a cumplir”.

Y contesta María: Mira Isabel, yo soy una esclava y, sin embargo, El se ha fijado en mí. La verdad es que no puedo sino proclamar su grandeza. Estoy segura de que en el futuro, todos me felicitarán. Te digo más: Él, poderoso, desbarata a los arrogantes, tumba del trono a los poderosos, exalta a los humildes , colma de bienes a los hambrientos y a los ricos los despide vacios.

María de Nazaret
María de Nazaret

Y no veas el gusto con que me quedo aquí contigo por el tiempo que haga falta.

Esta manera de ser y actuar de María, nada tiene que ver con la imagen que, a través de los tiempos, se nos ha transmitido, asociando a María con las clases más altas de la sociedad.

Si lo que ella dijo entonces, lo dijera ahora, la calificarían de violenta, subversiva y, por supuesto, de comunista.

-Hay que partir de una premisa elemental: María vivió como la inmensa mayoría de las mujeres de Galilea: en la pobreza y en la esclavitud, sin derecho alguno como personas, como si fueran pura mercancía que se la podía regalar, subastar, vender e incluso aniquilar

No hay sino observar que si la vida de las clases altas era de 60 años, la de las clases pobres era de 30 años.

-“He aquí, la esclava del Señor”, palabras de María que la autodefinen, cuando se ve obligada a dar a luz en una cuadra y tener como cuna un pesebre. Posteriormente, su propio hijo dirá no tener ni siquiera donde reclinar la cabeza.

En realidad, Jesús vino a anunciar un mensaje, que sonaba extraño e inédito: frente al poder y riqueza del imperio romano y de los más ricos, el suyo era un mensaje de liberación, de vida y esperanza, sobre todo para los más pobres.

-En nuestra sociedad, los señores del poder y del dinero siguen siendo los amos del mundo. El capitalismo neoliberal mima a una minoría inmensamente rica y poderosa y condena a la mayoría a una subsistencia pobre e indigente, crea una desigualdad creciente , que acumula cada vez más sufrimientos y penalidades en los más empobrecidos del mundo. Lo cual –debierán esculpirlo en su conciencia millones y millones de cristianos- es contrario al Reino de Dios. Reino que Jesús, y María su madre, anunciaron señalando las bases del mismo: justicia, amor, igualdad, fraternidad , paz y vida para todos.

*Si no se acaban los ricos, no se acabarán los pobres.

*Si siguen los tronos de los poderosos, seguirán los esclavos y humildes.

*Y si millones y millones de cristianos no toman esa opción, vanamente se llamarán cristianos, seguidores de Jesús.

*Dignidad y coherencia, pues, con el Evangelio para que haya vida en abundancia para todos. Para eso vino Jesús y, unidos a María su madre, para eso celebramos la NAVIDAD JESUANICA, en su 2021 aniversario.

¿En qué va de acuerdo esta Navidad con la que celebramos?

Dignidad

Primero, Religión Digital
Volver arriba