Expresa su preocupación por la expansión del virus en África subsahariana El patrirca ortodoxo Theodoros II define la situación catastrófica de la pandemia como una "era apocalíptica"

Theodoros II, patriarca ortodoxo de Alejandría y de toda África
Theodoros II, patriarca ortodoxo de Alejandría y de toda África

Con estas intensas palabras, citando las expresiones de Jesús en el Evangelio de Juan, Theodoros II, patriarca ortodoxo de Alejandría y de toda África, ha querido sugerir el significado revelador del tiempo al que se enfrenta toda la familia humana

Con su epístola pastoral, el Patriarca Theodoros expresa su preocupación y apoyo paterno a todos "con respecto al grave problema de la pandemia de COVID-19"

(Agencia Fides).- «Ahora es un hecho que el mundo está entrando en una era apocalíptica, donde nadie se siente seguro, y donde los tambores de la guerra están sincronizados con los gritos de los corazones de los hombres que mueren de miedo y de la expectativa de lo que sucederá en la tierra».

Con estas intensas palabras, citando las expresiones de Jesús en el Evangelio de Juan, Theodoros II, patriarca ortodoxo de Alejandría y de toda África, ha querido sugerir el significado revelador del tiempo al que se enfrenta toda la familia humana, ante la expansión de la pandemia de coronavirus.

Lo ha dicho a través de una la Carta Encíclica dirigida a los obispos y a todos los bautizados que forman parte del Patriarcado greco ortodoxo de Alejandría y de toda África. «Con corazón contrito y con lágrimas, de noche y de día», se lee en el mensaje patriarcal, «levantemos nuestras manos en oración al Señor misericordioso, rogándole que tenga compasión por la humanidad, obra de sus manos, y silencie las trompetas del Apocalipsis, para que la alegría y la paz puedan volver a la vida cotidiana de las personas».

Con su epístola pastoral, el Patriarca Theodoros expresa su preocupación y apoyo paterno a todos «con respecto al grave problema de la pandemia de COVID-19». Dirigiéndose a todos los bautizados, y en particular a los obispos, el Patriarca recuerda que «como cristianos y pastores no perdemos nuestra esperanza en Dios. Creemos y predicamos al Dios Todopoderoso, el Dios del amor y la misericordia».

En la carta, pensando también en las comunidades cristianas ortodoxas atendidas por el Patriarcado en varios países del continente africano, Theodoros hace una referencia a las alarmantes noticias sobre la propagación del coronavirus también en África subsahariana. «Solo hay un punto», señala Theodoros a los obispos y sacerdotes, «que yo, como su padre espiritual, me gustaría pedirles: estén cerca de su rebaño, consuélenlo y apoyen a nuestros hermanos africanos, enséñeles el correcto comportamiento sanitario y de limpieza, dado que la mayoría no tiene acceso a agua limpia. Y dado que la situación es grave, les aconsejo que respeten las órdenes y disposiciones de los países en los que trabajan, para que nuestra Santa Iglesia no sea motivo de escándalo, sino que sea un ejemplo de solidaridad social y caridad».

Volver arriba