La institución rinde cuentas un año después del comienzo de la pandemia Cáritas atendió a más de medio millón de personas afectadas directamente por la crisis del coronavirus

Cáritas rinde cuentas de su trabajo durante el año del coronavirus
Cáritas rinde cuentas de su trabajo durante el año del coronavirus

La campaña 'Cáritas ante el Coronavirus' supuso un hito histórico en la historia de la organización, que recaudó 65 millones de euros, según el informe 'Un año acumulando crisis'

Medio millón de personas, de rostros, de familias, a las que sumar a los millones que ya vivían en situación de precariedad. Una de cada tres personas jamás había tenido que recurrir a la asistencia, mientras que un 26% han acudido por primera vez a Cáritas. Las demandas de ayuda se han incrementado un 57%

258.000 personas acompañada por Cáritas viven en hogares que no cuentan con ningún ingreso económico; es decir, son 75.000 personas más que antes del comienzo de esta crisis

Cáritas secunda el llamamiento del Papa Francisco de “vacunas para todos”, y pide a la Iglesia que “sea corresponsable en las estrategias de vacunación”

"El ingreso mínimo vital que no acaba de arrancar, debería de ser imprescindible, alcanza sólo al 3,6% de las personas atendidas por Cáritas, y el 12,8% de estas personas les ha sido denegado", denunció Raúl Flores. "Es una situación de clara desprotección"

“No tenemos palabras para expresar el desconsuelo ante la pérdida de vidas humanas. Son cifras insoportables, con una tragedia, un rostro, detrás de cada uno de los muertos, de cada uno de los afectados”. La secretaria general de Cáritas Española,Natalia Peiro, rindió cuentas de la actuación de la institución durante este difícil y cruel primer año del coronavirus. "Un año acumulando crisis", se titula el informe.

Unos números rotundos. Pese a las dificultades, Cáritas logró atender a medio millón de personas más, que jamás habían acudido antes, a lo que hay que sumar las “consecuencias especialmente graves para las personas que ya estaban en situación de vulnerabilidad”, destacó Peiro, quien denunció cómo “el coronavirus ha incrementado la brecha de la desigualdad”. Porque “la pandemia y la crisis que ha generado no afectan a todas las personas por igual”. Las demandas de ayuda se han incrementado un 57%.

Y alcanzó una recaudación sin precedentes, porque el pueblo español sigue siendo solidario. 65 millones de euros, de los cuales la mitad provinieron de fondos privados, de personas con nombre y apellidos.

“Desde que comenzó la crisis sanitaria y las restricciones a la movilidad, el empeoramiento en las condiciones de vida de la población se sintió muy rápidamente en nuestra red estatal de recursos de acogida y asistencia”, señaló la secretaria general de Cáritas, quien insistió como medio millón de personas “han llamado por primera vez a las puertas de Cáritas”, o lo han hecho después de mucho tiempo sin necesitarlo. Medio millón de personas, de rostros, de familias, a las que sumar a los millones que ya vivían en situación de precariedad. Una de cada tres personas jamás había tenido que recurrir a la asistencia, mientras que un 26% han acudido por primera vez a Cáritas.

Acción-de-Cáritas-12-meses-Covid-marzo-2021.docx by Jesús Bastante on Scribd

¿Cuáles han sido las prioridades de Cáritas?

– Mantener el apoyo a las familias con las que ya se estaba trabajando, y cuya situación se ha agravado con esta crisis.

– Acompañar a las familias que acuden por primera vez a causa de la precariedad sobrevenida ante esta realidad.

– Adaptar la acción de voluntarios y contratados a la nueva situación impuesta por el distanciamiento social para garantizar el acompañamiento a las personas que demandan el apoyo de Cáritas.

“Tuvimos que reinventarnos”, admitió Natalia Peiro, recordando las limitaciones del confinamiento que, aún hoy, son palpables, con la suspensión o aplazamiento, de algunos servicios netamente presenciales. Así, Cáritas ha lanzado un “Acompañamiento 2.0” basado en el teléfono y la telemática.

Personas solas, enfermos y mayores, inmigrantes, hombres y mujeres sin hogar… A los que hay que sumar a los cientos de miles de desplazados y refugiados en todo el mundo.

Explosión de solidaridad

Sin embargo, Peiro destacó la “explosión de solidaridad” desde el lanzamiento de la campaña ‘Cáritas ante el Coronavirus’, que desde el 14 de marzo pasado ha recaudado 65 millones de euros, y el apoyo de 70.666 donantes. De estos fondos, 34,5 millones de euros provienen de 67.094 donantes particulares y 30,3 millones de un total 3.572 empresas e instituciones. Asimismo, de los 65 millones de recaudación, 6,5 millones han sido donaciones en especie. Más de 6.000 personas se han incorporado al gran equipo de voluntariado de Cáritas,

¿A qué se dedicaron estos fondos? A esto:

– 41.163.068 euros a ayudas directas, que han permitido a las familias acompañadas cubrir en parte necesidades tan básicas como la alimentación, la higiene, los gastos de vivienda o de suministros.

– 991.963 euros a material sanitario y de protección, tanto para las familias atendidas como para nuestro personal y para los centros y dispositivos de atención directa.

– 1.014.634 euros para la contratación de personal de refuerzo para aquellos proyectos que se han visto desbordados.

– 3.307.160 euros de apoyo a la infancia. Dentro de este capítulo se ha dado respuestas a las necesidades especiales de familias con niños, niñas y adolescentes, donde junto a las demandas materiales básicas (añadidas a las que ya existían con anterioridad a causa de la pérdida de muchos empleos), surgen otras derivadas de la gestión a distancia del curso escolar, como son la necesidad de equipos y acceso a internet, o de apoyo escolar a distancia, por ejemplo.

– 2.444.290 euros para atender las necesidades de la acción internacional. Cáritas Española ha apoyado un total de 65 proyectos, que ha sido respaldada con fondos aportados por más de la mitad de las Cáritas Diocesanas de nuestro país.

Durante la rueda de prensa se aportaron datos sobre los efectos que la Covid está teniendo en las personas en situación de exclusión social. Como recordó Raúl Flores, coordinador de esta emergencia social y sanitaria, la crisis “está teniendo un grave impacto sobre ese 18,4% de la población en España (8,5 millones de personas) que, según datos del VIII Informe FOESSA (2019) se encontraba en situación de exclusión social. Y de ellos, más de 4 millones de personas estaban en situación de exclusión social severa”.

En ese mismo año, Cáritas acompañaba ya a más de 1,4 millones de personas dentro de toda España y a 1 millón más en los países empobrecidos.

“Es en este contexto donde se declara la pandemia –explicó—, cuyas consecuencias han sido especialmente graves para quienes ya se encontraban en situación de vulnerabilidad y que se ha traducido en un incremento de la brecha social”.

Según datos del último informe del Observatorio de la Realidad social de Cáritas Española aportados por el coordinador de Estudios en su intervención y que describe la realidad a fecha de febrero pasado, 258.000 personas acompañada por Cáritas viven en hogares que no cuentan con ningún ingreso económico; es decir, son 75.000 personas más que antes del comienzo de esta crisis. Esto se traduce en que más de 825.000 personas acompañadas por Cáritas están en situación de pobreza severa, es decir, con ingresos inferiores a 370 € al mes para un hogar unipersonal o a 776 € para hogares formados por dos adultos y dos niños.

Asimismo, alrededor de 700.000 personas viven en hogares que no pueden hacer frente a los gastos de suministros de su vivienda, es decir, no pueden calentarse adecuadamente o no pueden encender la luz siempre que lo necesitan. El 16% de las familias (cerca de 77.000) se han visto obligadas a cambiar de residencia para disminuir los gastos. Para casi el 45% de los hogares atendidos por Cáritas afrontar los gastos derivados de la vivienda suponen una grave dificultad.

Brecha digital

En el informe se constata cómo el confinamiento potenció la desigualdad tecnológica y agudizó la brecha digital, que se convierte en un factor más de exclusión. De hecho, el 52% de las personas acompañadas por Cáritas se encuentran en situación de ‘apagón tecnológico’, al no contar con conexión ilimitada, dispositivo o competencias suficientes para manejarse en internet.

Voluntarios del centro CEDIA 24 horas de Cáritas Madrid
Voluntarios del centro CEDIA 24 horas de Cáritas Madrid Cáritas

Soledad, sin techo, refugiados...

La soledad ha sido otra de los dramas impuestos por la pandemia, que se ha endurecido en este año, especialmente entre las personas mayores, que durante meses se vieron privados de sus cuidadores, y que han padecido, como ningún otro sector social, la dureza de la muerte y la pérdida. Gracias a los fondos recaudados, Cáritas ha logrado incrementar notablemente el número de mayores acompañados, hasta llegar a casi 11.000.

Las personas sin hogar han sido otro de los sectores más afectados, en momentos en los que todos nos confinábamos y ellos, sencillamente, no tenían dónde ir. Dormir en la calle o permanecer en alojamientos temporales o de emergencia ha expuesto, además, a un alto riesgo de transmisión del virus a las personas sin hogar, una población ya de por sí de alto riesgo médico, que en muchas ocasiones se ven desproporcionalmente afectados por problemas añadidos de salud y/o discapacidad, subraya el informe, que constata que durante la pandemia se han creado 13 nuevos centros y más de 1.400 nuevas plazas para las personas sin hogar, más de 40.000 en España.

Todo esto, en nuestro país. Pero la crisis es global, y ha afectado, y mucho, a las acciones de cooperación internacional de Caritas. “Esta crisis está suponiendo dramáticas cifras de contagio y la pérdida de millones de vidas en los diferentes continentes y regiones de este planeta”, señalaron los expertos. Bangladesh, la frontera Este de Europa, el Sahel, Venezuela o los pueblos centroamericanos, que se han visto afectados, además, por el impacto de los huracanes Eta y Lota. La vulneración de derechos en la Amazonía también ha sufrido.

Acceso a las vacunas

Junto a ello, la brecha que se amplía entre ricos y pobres a la hora de hablar del acceso a las vacunas. “Si vacunar a los que más lo necesitan en España y Europa es todo un desafío, en las realidades internacionales que acompaña Cáritas las dificultades se multiplican para cumplir ese objetivo ante limitaciones como la disponibilidad, la logística, la capacidad de compra, la eventual producción local y el reajuste de los mensajes sobre lo que es realmente la pandemia”.

Vacuna
Vacuna

Por ello, Cáritas secunda el llamamiento del Papa Francisco de “vacunas para todos”, y pide a la Iglesia que “sea corresponsable en las estrategias de vacunación”.

Finalmente, el presidente de Cáritas, Manuel Bretón, quiso agradecer “a nuestros voluntarios, que han estado al pie del cañón en las parroquias y proyectos o en la atención telefónica, o a aquellos que tuvieron que retirarse, como medida de prudencia, y desde sus hogares nos han mantenido con su oración; un agradecimiento que hago extensivo a nuestros trabajadores incondicionales y entregados en jornadas interminables”.

“Queremos dar las gracias –afirmó Manuel Bretón— a nuestros donantes particulares y empresas comprometidas con nuestro trabajo, gracias a las parroquias y centros diocesanos, a las congregaciones religiosas y a nuestros obispos, que han puesto a disposición de las Cáritas los recursos de las Diócesis”.

“Y gracias al conjunto de la sociedad que, en momentos de tanta zozobra, de tensión e incertidumbre ha acudido a paliar el dolor de los que más sufrían confiando en el trabajo de Cáritas”.

Esto, sin embargo, no ha llegado a su fin, ya que las consecuencias económicas van a dejarse notar durante mucho tiempo, especialmente entre las personas más débiles y en situación más precaria. También entonces nos tendrán a su lado, mitigando su sufrimiento y ayudándoles a reclamar sus derechos, una misión para la que también necesitaremos el apoyo de toda la sociedad”, concluyó.

Por una Iglesia mejor informada.
Solo gracias a tu apoyo podemos seguir siendo un medio de referencia.
Hazte socio/a de Religión Digital hoy

Volver arriba