Ángel Fernández Artime presentó a la Familia Salesiana el Aguinaldo de este año 'Haced todo por amor, nada a la fuerza': La espiritualidad de San Francisco de Sales marca el Aguinaldo 2022

Como es tradición antes de final de año, el Rector Mayor de los Salesianos, don Ángel Fernández Artime, presentó hace una semana a la Familia Salesiana el Aguinaldo 2022 y el vídeo de introducción

El Aguinaldo de este año, que lleva por lema Haced todo por amor, nada a la fuerza, "será también una magnífica oportunidad para reconocerse y encontrarse en la espiritualidad de San Francisco de Sales", aseguró el Rector

Don Bosco, siendo joven seminarista, hizo este propósito antes de su ordenación sacerdotal: "La caridad y la dulzura de San Francisco de Sales me guíen en todo momento"

Su proverbial dulzura o amorevolezza, Don Bosco la reinterpretó en su sistema educativo, y así se comprende lo profundas que son las motivaciones en las que se alimenta, exactamente como sucedió con San Francisco de Sales

(Misiones Salesianas).- En el año en que celebramos el IV centenario de la muerte de San Francisco de Sales, el tema del Aguinaldo del Rector Mayor para la Familia Salesiana no podía ser otro que el de la espiritualidad en la que bebía y se contemplaba Don Bosco en todo momento, en especial cuando se trataba de definir el estilo educativo y evangelizador de la incipiente Congregación Salesiana: “Nos llamaremos Salesianos”. El lema elegido para este año es ‘Haced todo por amor, nada a la fuerza’.

Como es tradición antes de final de año, el Rector Mayor de los Salesianos, don Ángel Fernández Artime, presentó hace una semana a la Familia Salesiana el Aguinaldo 2022 y el vídeo de introducción. Las líneas generales y su profundización “servirán para valorar mucho más las magníficas características que tiene el espíritu salesiano de Don Bosco, así como los preciosos valores de la espiritualidad juvenil salesiana”, comentó el X Sucesor de Don Bosco. 

Artime
Artime

El Aguinaldo de este año, que lleva por lema Haced todo por amor, nada a la fuerza, “será también una magnífica oportunidad para reconocerse y encontrarse en la espiritualidad de San Francisco de Sales”, aseguró el Rector Mayor. Don Bosco quedó profundamente impresionado por la extraordinaria figura del obispo de Ginebra, que era una auténtica inspiración, un maestro de caridad y un incansable trabajador por la salvación de las almas.

Don Bosco, siendo joven seminarista, hizo este propósito antes de su ordenación sacerdotal: “La caridad y la dulzura de San Francisco de Sales me guíen en todo momento”. Más tarde, en las Memorias del Oratorio Don Bosco declara: “[El Oratorio] comenzó a denominarse de San Francisco de Sales […] porque como nuestro ministerio exige gran calma y mansedumbre nos pusimos bajo la protección de este santo, a fin de que obtuviese de Dios la gracia de imitarlo en su extraordinaria mansedumbre y en la conquista de las almas”.

La ‘amorevolezza’ reflejada en un dibujo con una escena del oratorio salesiano

Dos reflejos del santo francés de la manera de sentir el corazón de Dios y de abrir su corazón a los hermanos son su sentido de la Providencia y su manera de acercarse e interactuar con cada persona, es decir, su proverbial dulzura o amorevolezza. Don Bosco reinterpretó esta amorevolezza en su sistema educativo, y así se comprende lo profundas que son las motivaciones en las que se alimenta, exactamente como sucedió con San Francisco de Sales.

Hace un mes, don Ángel Fernández Artime eligió para representar gráficamente su mensaje para este Aguinaldo de 2022 el dibujo de Mauro Pallotta, alias Maupal, el artista de calle que se hizo conocido por sus murales dedicados al Papa Francisco. La interpretación ofrecida por este autor representa de manera innovadora una escena propia del oratorio salesiano: Don Bosco jugando con sus muchachos.

Maupal ofrece una visión juvenil de Don Bosco que emite un carisma magnético. Jugando a voleibol, el equipo de Don Bosco y del Beato Miguel Rúa es multiétnico: está compuesto por chicos y chicas de todo el mundo.

Al fondo, testigos del intercambio de amor inspirado por Don Bosco entre los dos equipos opuestos, sonríen San Francisco de Sales, algunos jóvenes, un salesiano y una Hija de María Auxiliadora, apoyados en un árbol alimentado por la misma esperanza que alimenta a toda la Familia Salesiana.

El lugar representado es el patio, espacio privilegiado para el encuentro de los jóvenes de Don Bosco y el campo de voleibol sugiere la realidad dinámica de la vida. Por último, el poderoso remate de Don Bosco impulsa a toda la Familia Salesiana a esforzarse al máximo por dar amor sin individualismo, en un juego de equipo, en el que todos participan activamente.

Primero, Religión Digital

Volver arriba