Los viernes en San Cosme, los jóvenes y la solidaridad LifeTeen 1 - Coronavirus 0

LifeTeen, un testimonio para la esperanza
LifeTeen, un testimonio para la esperanza

El pasado jueves Burgos era informada de la gravedad de la situación sanitaria en nuestra ciudad y del cierre de todos los centros educativos en la capital. Era el anuncio de un cambio rotundo en la vida de la comunidad

Esa tarde fue un caos en las familias, pensando su organización para el día siguiente sin poner en riesgo innecesario a los abuelos

Os voy a contar una experiencia de otro tipo de familia, una familia más grande, la familia parroquial de San Cosme y San Damián

El jueves 12 de marzo a las 15h., Burgos era informada de la gravedad de la situación sanitaria en nuestra ciudad y del cierre de todos los centros educativos en la capital, que se sumaba a los cierres días antes en Miranda de Ebro y un par de localidades más de la provincia. Era el anuncio de un cambio rotundo en la vida de la comunidad. Esa tarde fue un caos en las familias, pensando su organización para el día siguiente sin poner en riesgo innecesario a los abuelos. Pero, os voy a contar una experiencia de otro tipo de familia, una familia más grande, la familia parroquial de San Cosme y San Damián.

Los viernes en San Cosme son el día estrella de los adolescentes y jóvenes. A partir de las 19:30 y hasta entrada la madrugada, la parroquia se convierte en un ir y venir de chavales de todas las edades. ¿Qué había que hacer? Suspenderlo, claro está, ¿oh no? Pues, no. Copiando exactamente las palabras de D Quique, sacerdote de la parroquia, en San Cosme nos gusta dar la vuelta a las cosas y donde encontramos una dificultad, ponemos una esperanza. Y esa ha sido la decisión tomada por el equipo de sacerdotes de la parroquia, buscar una esperanza en medio de esta situación difícil para seguir las tareas de evangelización y pastoral.

A la 1:30 de la madrugada, en el whatssap del Core Team se publicó el reto. LifeTeen no se suspendía. Teníamos que organizar en 12 horas un LifeTeen online, con pruebas y juegos, preparando todos los equipos técnicos de imagen y sonido, la difusión y todo ello con las medidas de seguridad y de prevención que recomendaban las autoridades en esos momentos.

El viernes 13 de marzo a las 21h. comenzaba el primer Life Teen online en la historia de San Cosme, diseñado, organizado y preparado en 12 horas frenéticas de trabajo comunitario por whatssap y trabajo individual de los jóvenes del Core Team. Un grupo limitado de monitores, el indispensable, junto a un sacerdote, se encargaron del desarrollo de la sesión desde los salones parroquiales. Desde las 18 horas estuvieron preparando el set de grabación y organizando las tareas de los monitores para establecer unas medidas de distancia de seguridad acorde con la información en ese momento. No me he atrevido a contabilizar el número de whatssap intercambiados desde las 9 h hasta las 21 h en el chat del Core Team, pero podéis imaginar lo que es organizar una sesión LifeTeen totalmente nueva de manera telemática.

Sesión online
Sesión online

Las familias y jóvenes, avisados durante ese mismo día a través de redes sociales y whatssap, estaban conectados por youtube y por whatssap. La sesión tuvo el formato lo más parecido posible a las sesiones presenciales de Life Teen. Una serie de juegos y pruebas que podían realizar en casa y mandar las pruebas y las soluciones vía whatssap. Posteriormente, un Proclaim dirigido por el sacerdote, en el que comentó la situación actual, animaba a los jóvenes a ser responsables y seguir las indicaciones de las autoridades e invitaba a seguir todos en contacto vía online. Y finalmente, terminamos la velada con la adoración al santísimo y poniendo a Dios en el centro de esta situación difícil que nos toca vivir. Para el Core Team fue emocionante y muy gratificante el haber superado una dificultad tan grande con una respuesta positiva, poniendo un poco de acompañamiento online y de entretenimiento en esos primeros momentos de restricciones, en los que todos estábamos bastante preocupados y los jóvenes aún poco concienciados de la necesidad de quedarse en casa.

"En ese momento estaba claro, el coronavirus nos iba a cambiar la vida mucho en una temporada, pero no nos iba a parar, ni a separar"

La valoración de la experiencia a nivel de comentarios de los participantes, evaluación posterior del Core Team y de satisfacción de los monitores participantes fue excelente. Respecto a números, aunque es lo que menos nos importa porque la difusión fue precipitada, 30 familias/jóvenes participaron en los juegos propuestos mandando sus respuestas y más de 200 IP diferentes se conectaron en algún momento de la velada.

El Core Team ya se encuentra trabajando desde el domingo en la sesión online del próximo viernes con nuevos juegos, actividades y muchas sorpresas. Pero, con una semana para organizarlo. En la parroquia, comprobado el éxito de esta primera experiencia de actividad online (ya se estaban emitiendo las celebraciones litúrgicas) ha preparado una programación diaria de actividades y celebraciones, todas ellas retransmitidas en los canales de youtube y facebook de la parroquia.

LifeTeen. Sesión online
LifeTeen. Sesión online

Como decía D Quique, ciertamente esta experiencia está poniendo una esperanza en medio de la dificultad. Los jóvenes monitores están creciendo en responsabilidad y compromiso, asumiendo tareas que los más mayores no pueden realizar en estos días, encerrados en casa por ser los más vulnerables de la familia. Son los jóvenes los que ayudan para hacer la compra y llevarla a casa a aquellas personas que no se atreven o no pueden salir. Son ellos los que ayudan a los curas en la tarea de acercar la comunión a casa de aquellas personas que lo solicitan. Son los jóvenes los que se encargan de la parte técnica de retransmisión de las actividades. Incluso son ellos los que ayudan en las misas en algunas de las tareas que habitualmente realizan nuestros mayores.

En estos momentos, la responsabilidad de servicios mínimos de la parroquia ha recaído en los jóvenes, porque el coronavirus así lo ha determinado. Y ellos están respondiendo, creciendo y madurando. Y los mayores tienen una oportunidad de ver con otros ojos a los más jóvenes, esos que dan tanta guerra, hacen tanto ruido, pero que en un momento difícil están siendo solidarios y trabajando para mantener a la familia, protegiendo a sus mayores y entreteniendo y concienciando a los más pequeños.

Todos deseamos que esta crisis pase lo más rápido posible y que se pueda reducir al máximo las perdidas de vidas humanas. Pero, mientras esperamos que llegue ese día en que las autoridades nos digan que ya podemos hacer vida normal con precaución y podamos volver a compartir nuestro tiempo de forma presencial, la familia de San Cosme y San Damian seguirá celebrando, formándose, rezando y divirtiéndose junta a través de youtube, facebook y whatssap. Y, claro está y que nadie lo dude, Life Teen no se suspende...

Los jóvenes están madurando, respondiendo
Los jóvenes están madurando, respondiendo

Volver arriba