'Solidaris', de Catalunya Ràdio, premio Memorial Joan Gomis de Periodismo Solidario Mercè Folch: "La migración se ha convertido en un conflicto porque así lo quieren los estados"

Mercè Folch, presentadora de 'Solidaris'.
Mercè Folch, presentadora de 'Solidaris'.

“Los procesos migratorios que viven mujeres y menores son extremadamente violentos en el origen, durante el trayecto y en las fronteras”

"Ponerte delante de una mujer que ha venido en patera con su hijo de mes y medio te permite entender el sufrimiento, el miedo, y la lucha por sobrevivir porque tienes un bebé que debes salvar"

"Dedicar el máximo tiempo posible a las historias nos permite poner contexto, diversidad de voces y profundizar en aspectos que en un programa diario, marcado por la actualidad, quedarían ahogados por las últimas horas"

La maternidad y la infancia son a menudo las caras menos visibles del siempre difícil y traumático proceso migratorio al que se ven expuestas millones de personas en el mundo actual. Conscientes de la necesidad de dar voz a los más vulnerables de entre los vulnerables, las cuatro mujeres (Mercè Folch,Mònica Roca, Mireia Izard y Dolors Juanola) que forman el equipo del Solidaris, de Catalunya Ràdio, decidieron hace unos meses viajar hasta Córdoba para visitar el Centro Ödos, el único proyecto dedicado exclusivamente a mujeres migrantes que llegan con sus hijos en patera a España. El reportaje ha valido al programa el reconocimiento por parte del XVI Memorial Joan Gomis de Periodismo Solidario. Su presentadora, Mercè Folch, nos cuenta cómo lo han vivido.  

Es la segunda vez que 'Solidaris' recibe el premio Memorial Joan Gomis. ¿Qué ha significado para vosotras este premio?

Lo hemos recibido con muchísima ilusión porque el proyecto de “Madres migrantes” es un trabajo que amamos muchísimo. Teníamos muchas ganas de explicar el calvario que viven mujeres y menores, madres e hijos en los procesos migratorios. Unos procesos que son extremadamente violentos no sólo en origen sino durante el trayecto y en la frontera. Y que desgraciadamente tampoco terminan aquí. Que nos premiaran por este trabajo, hecho con toda la sensibilidad y honestidad, es un orgullo y un homenaje a estas mujeres resilientes y sus hijos.

El equipo de Solidaris, tras recoger el premio.
El equipo de Solidaris, tras recoger el premio.

¿Cómo descubristeis el Centro Ödos y por qué decidisteis viajar hasta allí para contarlo?

Nosotros trabajamos haciendo mucha investigación. Mònica Roca, una de las redactoras del equipo, junto con Mireia Izard, apuntó este tema en una de las reuniones porque mujeres y niños son el eslabón más débil, el más vulnerable en cualquier conflicto. Y la migración, aunque sea una condición inherente al ser humano, se ha convertido en un conflicto porque así lo quieren los estados con políticas que acaban con miles de personas asesinadas. 

Nos acogimos al verso de la escritora inglesa de origen somalí Warsan Shire que en el poema “Home” (“Casa”) escribió: “Nadie pone a su hijo en un bote salvo que el agua sea más segura que la tierra”. Y empezamos a llamar a entidades y asociaciones. Hay que pensar que la mayoría de recursos en España están pensados para migrantes hombres porque el grueso de la migración es masculina. Hasta que topamos con el centro gracias también a un fantástico reportaje que escribió la periodista Patricia Simón en La Marea, que hace un trabajo maravilloso.

Y decidimos ir porque no puedes acercarte a un tema tan delicado como éste sin estar presente. Queríamos conocer la labor del centro Ödos sobre el terreno y hablar con las responsables y algunas de las supervivientes. Unas conversaciones que necesitan su ritmo porque estamos ante mujeres y niños que han sufrido un grado tan grande de violencia que hay que ir con muchísimo cuidado.

José Naranjo, reconocido en modalidad de trayectoria periodística por el Memorial Joan Gomis, comentaba que uno de los defectos del periodismo actual es la prisa. En este sentido, supongo que en un programa como es Solidaris el hecho de trabajar con prisa no tendrá cabida por el tipo de historias que explica. ¿Tiene la sensación de poder dedicar a los temas el tiempo suficiente?

La prisa no es buena consejera, dicen. Intentamos dedicarle el máximo tiempo posible. Hacemos un programa semanal muy bien elaborado y aún así siempre tienes la sensación de que no llegas. Cuando nos planteamos proyectos como el de “Madres migrantes” nos lo planteamos a largo plazo, para ir trabajándolo poco a poco. Es un lujo poder abordar las temáticas de esta forma. Te permite poner contexto, diversidad de voces y profundizar en aspectos que en un programa diario, marcado por la actualidad, quedarían ahogados por las últimas horas. En el mundo actual, relleno de fast food informativo y de fake news, es necesario poner contexto y entender los "porqués". Sino estás vendido.

¿El hecho de ser mujeres y madres os ha permitido una mejor aproximación a las historias que descubriste en el Centro?

Obviamente la perspectiva de género es uno de los puntales de nuestro programa. Claro que ser madre, padres en definitiva, te abre otra perspectiva en todos los aspectos. Todo toma otra dimensión. Cosas que antes no te afectaban, ahora son un terremoto interior. Y ponerte delante de una mujer que ha venido en patera con su hijo de mes y medio, como Marie y su hijo Abdulaye, te permite entender muy bien el sufrimiento, el miedo, y la lucha por sobrevivir porque tienes un bebé que debes salvar. Simplemente porque sabes lo que significa tener un hijo.

¿Cuál debe ser, para vosotras, la función social del periodismo?

Claramente, apostar por historias que suelen quedar fuera de los grandes relatos. Historias humanas invisibilizadas que forman parte de una sociedad marcada por las desigualdades. El periodista salvadoreño Oscar Martínez, que acaba de publicar Los muertos y el periodista (Anagrama), me decía en una entrevista: “Me hace gracia cuando me dicen que mi libro habla de los márgenes. Los márgenes somos nosotros. Los que comemos tres veces al día y tenemos internet”. Martínez en su libro habla de las pandillas, de pobres masacrando a pobres. La esencia sería esa.

¿Qué opina de que haya premios periodísticos como el Memorial Joan Gomis?

Son premios muy necesarios, en la línea de lo que antes te decía. Porque destacan este trabajo, tantas veces poco visible, de tantos periodistas que ponen el foco en las historias que no suelen ocupar los grandes titulares y en lugares agrietados, empobrecidos por la maquinaria neocolonial.

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba