La Fundación ha presentado la memoria de actividades de 2020 La Merced Migraciones ofreció su casa a 279 personas durante 2020

La Merced Migraciones
La Merced Migraciones

El “nosotros” del que habla el Papa es la vida diaria de La Merced Migraciones

Las personas refugiadas e inmigrantes, tienen una voz experimentada al hablar del confinamiento. El Covid-19 no es la primera crisis mundial de la que son víctimas y supervivientes. Por ello: #VocesDesdeElConfinamiento

La Merced Migraciones fue hogar de 279 personas durante el año 2020, un 33% más que en 2019. Nos invitan a considerar como un don el que el lugar de nuestra cautividad haya sido un lugar seguro, nuestra casa. 

(Fundación La Merced Migraciones).- La Fundación La Merced Migraciones ha presentado la memoria de actividades de 2020, en la propia casa donde acogen a personas inmigrantes durante el año. Presenta la Memoria coincidiendo con la Jornada Mundial del migrante y del refugiado dos días atrás. Jornada en la que el Papa Francisco recuerda que “Las migraciones contemporáneas nos brindan la oportunidad de superar nuestros miedos para dejarnos enriquecer por la diversidad del don de cada uno”.  

La Fundación, con un carisma mercedario, comparte esta visión de la migración como una oportunidad de creación de cultura. Sabe, tras ocho siglos de historia mercedaria, que el enriquecimiento con el don del otro no significa renunciar a la propia identidad, sino ponerla en juego. Con esta mirada acoge a las personas migrantes y refugiadas que tocan a su puerta.

Durante el año 2020 se volvió hogar de 279 personas, 93 más que el año anterior. 2020 fue el año en el que sus pisos acogieron un especial reto a la convivencia e integración, el confinamiento del COVID-19. Pero la historia de estas personas, ha venido a enriquecer en este contexto. Lo destaca la voz de Manuel, migrante de Venezuela: “Si hemos atravesado circunstancias difíciles en nuestros países, es hora de rescatar nuestra resiliencia y nuestras mayores fortalezas. Es hora de pensar que podemos salir adelante”. 

Alpha en La Merced
Alpha en La Merced

Durante la presentación de la Memoria, Alpha Diallo, migrante de Guinea Conakry, ha contado su experiencia con la Fundación. Ha vivido tres años en los pisos de La Merced, en Valladolid. Le ha tocado pasar también el confinamiento, y ha destacado, que los meses de encierro fueron más llevaderos que otros recuerdos de su historia, como su travesía hasta aquí: “en mi viaje a España tuve miedo de perder la vida, de no volver a ver nunca a mis padres."

Acogida e intervención psicosocial

La Merced Migraciones, es referente de acogida en Madrid, Valladolid, Elche y Herencia. Ciudades en las que centra su actividad. Además de ofrecer 19 pisos de acogida, cuenta con un equipo de intervención interdisciplinar. Ofrece ayuda jurídica, psicológica, lingüística y de trabajo social a más de 200 personas. 46 más que en el año anterior. En Elche, la misión de acogida, se centra en personas privadas de libertad, con riesgo o situación de exclusión social. Durante el año 2020, Elche atendió a 255 personas.  

Director y Apha
Director y Apha

Capacitacuón y empleo

El equipo de capacitación y empleo ayudó a 755 personas a realizar búsquedas de trabajo más eficaces y asertivas. El equipo de empleo, trabaja en colaboración con una red de entidades del sector privado y público que contribuyen a ofrecer tan buenos resultados. 

Sensibilización y formación

La fundación busca ser, además de respuesta de acogida para los que llegan, agente de cambio en la sociedad. Por ello tiene un equipo de sensibilización con diversos proyectos formativos en la sociedad española en su totalidad, como lo son: Mediación socio sanitaria, Gestión de la diversidad cultural en la empresa (DiverSA), Promoción de la convivencia intercultural e interreligiosa, Formación y Voluntariado (SALAM). A través de esta área de trabajo, la Fundación ha llegado a cerca de 700 personas participantes en las actividades del año 2020. 

Alpha entrando a casa
Alpha entrando a casa

Primero, Religión Digital
Volver arriba