Más de un millón de fieles se reúnen en el santuario egipcio Peregrinos cristianos y musulmanes celebran en Jabal al Tayr el nacimiento de la Virgen

Monasterio Jabal al Tayr
Monasterio Jabal al Tayr

Fieles cristianos y seguidores del islam llegan al monasterio-santuario de Jabal al Tayr, cerca de la ciudad de Samalut, para expresar su devoción a la Madre de Jesús, rezar e invocar sus gracias

Las celebraciones que se llevan a cabo cada año en el santuario en honor al nacimiento de María comienzan a fines de mayo y duran una semana

el gobierno egipcio se ha propuesto promover el "Camino de la Sagrada Familia" como una ruta capaz de atraer a multitudes de peregrinos y turistas de todo el mundo

La iglesia de la Virgen María de Yabal al-Tayr ("colina de los pájaros") se fundó hacia el año 328 d.C. a instancias de la reina Helena, madre del emperador Constantino, y es uno de los santuarios más queridos y frecuentados por los cristianos coptos

Más de un millón de peregrinos egipcios, tanto cristianos coptos como musulmanes, se esperan en el monasterio-santuario mariano de Jabal al Tayr, cerca de la ciudad de Samalut, en la provincia egipcia de Minya, en los días en que la Iglesia copta celebra el nacimiento de la Virgen María.

Después de los últimos años condicionados por las normas sanitarias puestas en marcha para combatir la pandemia del Covid-19, este año los alrededores del santuario volvieron a llenarse de los puestos, vivacs y quioscos de comida que tradicionalmente caracterizan esta multitudinaria manifestación de la devoción popular a la Virgen.

Además, las autoridades nacionales y locales dedicaron especial atención y recursos a garantizar los servicios públicos necesarios para el buen desarrollo de las celebraciones, empezando por la rápida recolección de residuos y la coordinación de las actividades de protección de la seguridad y el orden público.

Las celebraciones que se llevan a cabo cada año en el santuario en honor al nacimiento de María comienzan a fines de mayo y duran una semana.

El santuario mariano es también una de las paradas más significativas del “Camino de la Sagrada Familia”, el itinerario que une los lugares recorridos, según tradiciones milenarias, por María, José y el Niño Jesús durante su estancia en la tierra de Egipto, adonde tuvieron que emigrar, abandonando Palestina, para huir de los malvados designios de Herodes.

Desde hace años, como ha venido informando la Agencia Fides, el gobierno egipcio se ha propuesto promover el "Camino de la Sagrada Familia" como una ruta capaz de atraer a multitudes de peregrinos y turistas de todo el mundo.

Este año -informan fuentes especializadas como el sitio online Copts Today- las autoridades nacionales y regionales están siguiendo las celebraciones y peregrinaciones con gran atención sobre todo para evaluar el impacto de las primeras obras públicas y privadas -nuevas rutas de carretera, aparcamientos, zonas verdes, instalaciones de recepción de hoteles- realizadas en torno al santuario con vistas a su mayor promoción como destino de peregrinación, como parte de los programas de desarrollo turístico puestos en marcha en torno a las distintas etapas del “Camino de la Sagrada Familia".

Devoción

La iglesia de la Virgen María de Yabal al-Tayr ("colina de los pájaros") se fundó hacia el año 328 d.C. a instancias de la reina Helena, madre del emperador Constantino, y es uno de los santuarios más queridos y frecuentados por los cristianos coptos. El lugar de culto originario, excavado en la roca, acoge celebraciones litúrgicas sólo tres veces al año, con motivo de tres solemnidades del calendario litúrgico copto.

Según la tradición local, tras llegar cerca de la ciudad de Samalut, la Sagrada Familia cruzó el Nilo hacia el este, justo donde se encuentra actualmente el monasterio, y se instaló en la cueva que está incorporada a la antigua iglesia. La “Colina de los Pájaros”, donde se levanta el monasterio, también se conoce como “Colina de la Palma” porque, según una tradición local, mientras el niño Jesús con María y José estaban cerca de la colina, un gran fragmento de roca se desprendió de ella, amenazando con aplastarles. Entonces el Señor Jesús extendió su mano, deteniendo la roca que rodaba, y la palma de su mano quedó impresa en esa roca.

En el monasterio de Jabal al Tayr se puede experimentar, a lo largo de todo el año, la devoción a la Madre de Jesús, muy extendida también entre los creyentes musulmanes, que peregrinan al santuario para rezar e invocar las gracias, especialmente en agosto, durante los 15 días de fiesta que preceden y siguen a la solemnidad litúrgica de la Dormición de María.

Sagrada Familia

Te regalamos la Praedicate Evangelium + análisis
Volver arriba