Con motivo de la VI Jornada Mundial de los Pobres Francisco comparte el almuerzo con 1.300 personas necesitadas en el Aula Pablo VI

Francisco, durante el almuerzo
Francisco, durante el almuerzo Vatican Media

Esta comida ponía el colofón a una serie de actividades organizadas para celebrar este domingo, 13 de noviembre, la VI Jornada Mundial de los Pobres, y que había comenzado, a las 10 de la mañana, con una eucaristía en la basílica de san Pedro

Además de realizar exámenes médicos y obtener medicamentos en la Plaza de San Pedro durante esta semana, el Papa propició el reparto de 20 toneladas de comida en las parroquias de Roma y a pagar las facturas de la luz y el gas a familias necesitadas

Tras el rezo del ángelus, el papa Francisco compartió el almuerzo en el Aula Pablo VI con alrededor de 1.300 personas sin hogar, inmigrantes y personas asistidas por Cáritas Roma, la Comunidad de Sant'Egidio y otras asociaciones.

Ponía el colofón a una serie de actividades organizadas para celebrar este domingo, 13 de noviembre, la VI Jornada Mundial de los Pobres, y que había comenzado, a las 10 de la mañana, con una eucaristía en la basílica de san Pedro.

También estos días, y tras el obligado parón de dos años debido a las restricciones provocadas por la pandemia del Covid-19, volvió a la plaza de San Pedro la iniciativa del Baluarte de la Salud para garantizar la posibilidad de realizar exámenes médicos y de obtener medicamentos incluso a los sectores más desfavorecidos de la población. Las estructuras, auténticas clínicas móviles, ofrecieron durante toda la semana, hasta el domingo 13 de noviembre, reconocimientos médicos generales gratuitos, electrocardiogramas, análisis de sangre, vacunas contra la gripe y pruebas anti-Covid.

Reparto de comida y pago de facturas

Igualmente, y con motivo de la Jornada Mundial de los Pobres, el Papa quiso expresar de forma concreta su cercanía a las familias necesitadas, apoyando a las parroquias en su servicio de distribución de paquetes de alimentos, entregando cinco mil cajas de alimentos en toda Roma (en total, 20 toneladas de comida) a los párrocos que lo hayan solicitado.

Igualmente, y ante el encarecimientos de los precios de las facturas debido a la crisis energética derivada de la guerra en Ucrania, el Vaticano ha anunciado que ayudará al pago de esas facturas de gas y electricidad “gracias a la generosidad y el compromiso de UnipolSai Assicurazioni”, según informó el Dicasterio para la Evangelización, que subrayó que "no se trata de tener una actitud asistencialista con los pobres", sino que, "es necesario comprometerse para que a nadie le falte lo necesario".

Te regalamos ‘Pasado, presente y futuro del Opus Dei’
Volver arriba