La delegación estará formada por miembros de la Asamblea Internacional de las Primeras Naciones de Canadá Francisco recibirá en diciembre a descendientes de las víctimas canadienses de los internados católicos

Francisco r
Francisco r

Así lo ha confirmado Norman Yakelene, cuya abuela estuvo internada seis años en una de estas instituciones y responsable de Deme Nation, organización que lucha por los derechos de los indígenas

Esta delegación estará formada por otras doce personas, todas ellas miembros de la Asamblea Internacional de las Primeras Naciones de Canadá, con alguna relación con el sistema de internados implementado en el siglo XIX y en activo hasta 1996

Según estimó en 2015 la Comisión para la Verdad y la Reconciliación, unos 3.200 niños murieron es estos internados erigidos por el Gobierno pero gestionados en su mayoría por colegios católicos

El Papa recibirá a mediados de diciembre en el Vaticano a descendientes de niños indígenas que sufrieron abusos en colegios católicos canadienses, según ha confirmadoNorman Yakelene, cuya abuela estuvo internada seis años en una de estas instituciones y responsable de Deme Nation, organización que lucha por los derechos de los indígenas.

Yakela líderará esta delegación, que estará formada por otras doce personas, todas ellas miembros de la Asamblea Internacional de las Primeras Naciones de Canadá, con alguna relación con el sistema de internados implementado en el siglo XIX y en activo hasta 1996. Este sistema forzaba la separación forzosa de los niños para llevar a cabo una política de asimilación que les impedía hablar su idioma o practicar su cultura.

Tumbas

Desde el siglo XIX hasta 1996, unos 150.000 niños indígenas -el 30 por ciento del total- fueron separados de sus padres y llevados a estos centros erigidos por el Gobierno pero en la mayoría de los casos gestionados por la Iglesia católica. Según estimó en 2015 la Comisión para la Verdad y la Reconciliación, unos 3.200 niños murieron.

El pasado mes de junio fueron descubiertas casi 1.000 tumbas sin identificar (215 en el internado de Kamloops -Columbia Británica- y 751 en el de Marieval -Saskatchewan-), lo que generó una nueva oleada de indignación. Tras el hallazgo se desató una ola de vandalismo en Canadá contra diez iglesias que acabó con el incendio de otras ocho.

Volver arriba