El Pontífice deja Bulgaria y emprende camino a Macedonia del norte Francisco parte a la cuna de Teresa de Calcuta

El Papa se despide de Bulgaria
El Papa se despide de Bulgaria

Breve visita de Bergoglio a Skopje, donde se encontrará con líderes religiosos, jóvenes de distintas confesiones y rendirá homenaje a la santa de los pobres

La tierra que también vio nacer a Alejandro Magno es un mosaico de religiones, donde los católicos son minoría (apenas un diez por ciento)

Arranca la última etapa del viaje del Papa a Bulgaria y Macedonia del Norte. Esta mañana, Francisco se ha despedido de las autoridades en el aeropuerto de Sofía, y ha emprendido un corto vuelo que lo lleva a la cuna de la que, probablemente, sea la santa más reconocida del siglo XX: la madre Teresa de Calcuta.

“Nacida y criada en Skopje, se convirtió con la gracia de Dios en una valiente misionera de la caridad de Cristo en el mundo, dando consuelo y dignidad a los más pobres entre los pobres”, decía Bergoglio en el videomensaje enviado al pueblo macedonio, días antes de su visita.

En algo más de media hora de vuelo, el avión papal aterrizará en Skopje. Antes, el Papa mantuvo un breve encuentro -privado, aunque la sala del aeropuerto tenía ventanas sobre las puertas, de modo que se pudieron ver las expresiones divertidas de ambos mandatarios- con el presidente, Rumen Radev. No hubo discursos, aunque sí cierta complicidad, pese a los aspectos que separan a ambos mandatarios. Especialmente, en lo referente a la acogida a refugiados sirios e iraquíes.

Pocos minutos después de las 7:20 (hora española), el avión de Alitalia partió hacia la tierra que vio nacer a Alejandro Magno. Durante las pocas horas de su visita, el Papa se centrará en la minoría católica del país, aunque también habrá ocasión de mantener un encuentro con jóvenes de distintas religiones, y de rendir homenaje a la 'santa de los pobres', con una visita al Memoria de Madre Teresa y a sus preferidos, los descartados.  A media tarde, el Papa regresará a Roma.

El Papa se despidió de Bulgaria
El Papa se despidió de Bulgaria

Volver arriba