Se comprometen a "preservar la presencia histórica de los cristianos en el país, del que son parte integrante" Francisco recibe al presidente de Irak y hablan de una eventual visita papal

El Papa, con el presidente y la delegación iraquí
El Papa, con el presidente y la delegación iraquí

Durante la reunión, el Presidente de la República declaró que la hermandad y la coexistencia pacífica entre musulmanes, cristianos y otros grupos religiosos son la única manera de eliminar el extremismo en todas sus formas

El Presidente elogió y agradeció las posiciones del Papa Francisco porque, en su opinión, fomentan la unidad y la armonía entre todos los iraquíes

Ambos mandatarios hablaron "de la importancia de favorecer la estabilidad y el proceso de reconstrucción, alentando la vía del diálogo y la búsqueda de soluciones adecuadas en favor de los ciudadanos y en el respeto de la soberanía nacional"

Mientras Oriente Medio sigue ardiendo, el Papa Francisco recibió esta mañana al presidente de Irak, Barham Salih, en una entrevista "cordial", en la que ambos mandatarios abordaron los retos que afronta el país, asi como "la importancia de favorecer la estabilidad y el proceso de reconstrucción, alentando la vía del diálogo y la búsqueda de soluciones adecuadas en favor de los ciudadanos y en el respeto de la soberanía nacional".

También abordaron la necesidad de "preservar la presencia histórica de los cristianos en el país, del que son parte integrante" y al que contribuyen significativamente, según cuenta el comunicado oficial del Vaticano.

Según cuenta Il Sismografo, en la web de la Presidencia de la República de Irak se subraya que durante la reunión se habló de la importancia de aumentar los esfuerzos para consolidar la paz y la estabilidad en la región y añade que, durante la conversación, "se discutió la posibilidad de una visita del Pontífice".

Durante la reunión, añade la Nota oficial, el Presidente de la República declaró que la hermandad y la coexistencia pacífica entre musulmanes, cristianos y otros grupos religiosos son la única manera de eliminar el extremismo en todas sus formas. Al mismo tiempo, el Presidente subrayó que los crímenes terroristas que han afectado a todos los sectores iraquíes no pertenecen a las enseñanzas tolerantes de la religión islámica.

También señaló que la solución de la crisis en la región sólo puede encontrarse a través del diálogo y la coexistencia pacífica. El Presidente elogió y agradeció las posiciones del Papa Francisco porque, en su opinión, fomentan la unidad y la armonía entre todos los iraquíes.

El presidente iraquí, en Twitter, dijo que era un "honor" el encuentro con el papa y aseguró que ambos estudiaron "profundamente" la situación de Irak y las "graves tensiones" en la región.

Y ha regalado al papa una reproducción en plata de la Estrella de Hammurabi, "un símbolo de paz".

Al verlo, Francisco se lo agradeció y, a modo jocoso, le dijo que esperaba como presente "un carné de identidad como nieto, nieto, nieto de Abraham", padre de las tres religiones monoteístas, lo que hizo reír al presidente iraquí.

Bergoglio por su parte obsequió a Salih con varios de sus textos y documentos y con una placa con la inscripción de una frase del profeta Isaías, "Los desiertos se convertirán en jardines".

Tras la reunión a puerta cerrada con el papa, Salih se reunió con el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, y el secretario para las Relaciones con los Estados, monseñor Paul Richard Gallagher.

Texto completo del comunicado Vaticano

Hoy, 25 de enero, el Santo Padre Francisco ha recibido en audiencia al Excmo. Sr. Barham Salih, Presidente de la República de Irak, el cual sucesivamente se encontró con el Emmo. cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, acompañado por S.E. Mons. Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados.

Durante las cordiales conversaciones, se recordaron las buenas relaciones bilaterales y se habló de los retos que actualmente enfrenta el país y de la importancia de favorecer la estabilidad y el proceso de reconstrucción, alentando la vía del diálogo y la búsqueda de soluciones adecuadas en favor de los ciudadanos y en el respeto de la soberanía nacional.

Las conversaciones prosiguieron destacando la importancia de preservar la presencia histórica de los cristianos en el país, del que son parte integrante, y su significativa contribución a la reconstrucción del tejido social, evidenciando la necesidad de garantizarles seguridad y un lugar en el futuro de Irak.

Por último, se analizaron los diferentes conflictos y las graves crisis humanitarias que afligen a la región, subrayando la importancia de los esfuerzos realizados con el apoyo de la comunidad internacional para restablecer la confianza y la coexistencia pacífica.

Etiquetas

Volver arriba